Buen Día – La Verdadera Libertad

Cuando se usa la palabra “libertad” se produce la sensación de que el significado es “estar exonerado de cualquier restricción, o no estar sujeto a ningún reglamento, norma o requisito”.
Pero no hay nada más alejado de ese pensamiento, porque la libertad verdadera tiene límites, es decir, no existe tal cosa como libertad ilimitada.

Muchas personas quisieran vivir una vida sin obligaciones, sin oposición o sin opresión.
Pero esto no es así, por ejemplo, somos libres de conducir el auto por las carreteras, pero no tenemos la libertad de conducir como nosotros queramos, las vías están divididas por carriles, tenemos señales de “pare”, otras de precaución, hay carriles de giro, límites de velocidad en las escuelas y muchas otras restricciones.
Quiere decir que la libertad para conducir está limitada por las normas de la conducción.

Igual pasa con nuestras vidas, la libertad que tenemos esta ligada a los demás; no podemos hacer lo que queramos si esto les afecta a otras personas.

Pero existe una verdadera libertad, la que nos brinda el Señor. En 2 Corintios 3:17, se nos dice que “donde está el Espíritu del Señor, allí hay libertad”.
Dios, a través de Cristo, nos ofrece la libertad que es para vida eterna. Es la vida conectada al Espíritu Santo la cual nos permite recibir la revelación de la vida, del propósito de la existencia, y así convertirnos en lo que Él nos ha llamado a ser y hacer lo que Él nos ha creado para hacer.

En el Señor tenemos la libertad, la que nos asegura que no estamos atados a las cosas del mundo; porque todas son temporales, al igual que nuestro cuerpo es temporal; pero nuestro espíritu es eterno.

La libertad que tiene el cristiano está conectada con el amor a Dios. Amar al Señor significa que debemos conocer Sus enseñanzas y obedecer Su Palabra, permitiendo que sea el Espíritu Santo quien nos dirija en el caminar por esta vida.
Solo seremos libres si aceptamos a Cristo como nuestro Salvador y seguimos las enseñanzas en Su palabra. Esta libertad es eterna, la cual comienza aquí en la tierra y que continua en nuestra eternidad con el Señor.

Oremos “Señor, gracias por mostrarnos la verdadera libertad está en ti. Que hoy se me revele de que no somos libres si estamos centrados y controlados por el pecado. Permíteme entender y aceptar la verdadera libertad que llega por medio de Cristo, lo pido en el Nombre de Jesús, amén”

Versículo “Ahora bien, el Señor es el Espíritu; y, donde está el Espíritu del Señor, allí hay libertad.”. 2 Corintios 3:17 (NVI)

Buen Dia
Juan C Quintero
www.buendiatodoslosdias.com

Aquí puedes Comentar o Responder a esta Publicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Más 122,000+ Lectores

Síguenos y recibe contenido fresco cada día de elversículodeldía.com

Suscríbete!

Suscríbete, no te pierdas nuestras publicaciones.

YouBlessing

Log In

Or with username:

Forgot password?

Forgot password?

Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

Your password reset link appears to be invalid or expired.

Log in

Privacy Policy

Add to Collection

No Collections

Here you'll find all collections you've created before.