Buen Día – Libertad

Mucho se habla de libertad y de ser libres. Pero creo que hay una gran confusión al respecto. Es decir, que se ha estado confundiendo la “libertad” con “libertinaje” y estas son dos posiciones bien diferentes y opuestas.

El libertinaje es “el acto de hacer todo lo que se quiere, sin sujetarse a ningún tipo de normas, sin respetar y sin hacer frente a las consecuencias de los actos”.

Mientras que la libertad es “el derecho de realizar las acciones que se desean, pero asumiendo siempre las consecuencias de las mismas y adecuándose a las normas jurídicas, morales y de respeto necesarias para que dicha libertad prevalezca”.

En la Biblia, en Salmos 119:45, David escribe la siguiente poderosa declaración, “Viviré con toda libertad, porque he buscado tus preceptos”. (NVI)
En este verso, David demuestra que recibió la revelación del significado de la libertad, por eso la describe como algo que está atado, ligado y estrechamente limitado a la obediencia a Dios.

Jesús, nuestra máxima figura de autoridad, nuestro Señor, nuestro modelo y nuestro salvador, dejó completamente claro que la voluntad de Dios es el camino correcto para el ser humano, lo hizo dejándonos el testimonio de la lucha de la naturaleza carnal en contra de la voluntad del Padre. Esto ocurrió justamente antes de su arresto, allá en el jardín de Getsemaní, cuando Jesús oró con dolor y con angustia por lo que lo esperaba y, aunque en su naturaleza humana quería creer que podría haber otra forma de salvación, Él hizo una última declaración, “pero no se haga mi voluntad, sino la tuya”. (Lucas 22:42)

Este profundo acto de obediencia trajo la mayor victoria a la humanidad, la salvación y la vida eterna.

Muchas personas quizás no habían, hasta hoy, comprendido el concepto de libertad. Pero con las palabras de David y el ejemplo testimonial de nuestro Señor Jesús, traemos luz a nuestra vida para aceptar que la verdadera libertad está en la obediencia total y absoluta a la Palabra de Dios.

Abrazar los límites requiere que tomes la decisión diaria de caminar de la mano del Espíritu Santo, para mantenerte en el camino correcto, pero también es la oportunidad para darte cuenta de que los mejores planes pueden necesitar un cambio, porque la voluntad de Dios y la tuya no siempre están en perfecta alineación.

 

Vivimos en un país y en una comunidad, no estamos solos, sino que somos interdependientes y por lo tanto nuestra libertad está ligada a la libertad de los demás. Pero por sobre todas las cosas está atada a la obediencia a la Palabra de Dios, para que al final podamos decir como David, “soy libre porque he buscado ser obediente a tu Palabra”

Oremos “Padre, gracias por mostrarme que mi libertad tiene límites. Decido hacer de Tu Palabra mi modelo de vida, confieso que es el camino a la vida plena y al éxito en este mundo. Gracias Jesús por ser mi modelo de obediencia y testimonio de libertad. Te pido me des sabiduría y revelación para mantenerme en tus caminos, lo pido en el nombre de Jesús. Amén.

Versículo “Viviré con toda libertad, porque he buscado tus preceptos”. Salmos 119:45 (NVI)

Buen Dia
Juan C Quintero
www.buendiatodoslosdias.com

Aquí puedes Comentar o Responder a esta Publicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Anterior PublicaciónSantiago 5:17-18 #LBLA @ibcrd
Siguiente PublicaciónPostal – Jehová es bueno

Más 122,000+ Lectores

Síguenos y recibe contenido fresco cada día de elversículodeldía.com

Suscríbete!

Suscríbete, no te pierdas nuestras publicaciones.

YouBlessing

Log In

Or with username:

Forgot password?

Forgot password?

Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

Your password reset link appears to be invalid or expired.

Log in

Privacy Policy

Add to Collection

No Collections

Here you'll find all collections you've created before.