Buen Día – Llamados para agradar a Dios

La gente se sorprendió cuando Jesús habló con Mateo y más aún cuando lo llamó a unírsele.
Mateo es el escritor del Evangelio que lleva su nombre, este hombre se hizo rico al recaudar impuestos para las autoridades romanas.  Puedes leerlo en Lucas, capítulo 5, versos 27 al 32

Para que tengamos todos una idea de lo que pasó, a diferencia de nuestros impuestos, que están regulados y estandarizados, los recaudadores de impuestos para los romanos eran lo más parecido a los extorsionistas. Fueron contratados por un salario por el gobierno romano, pero se les permitía recibir un pago adicional recaudando ellos sí mismos. Estos hombres eran considerados traidores por colaborar con el enemigo.

¡Esto es lo que hace que la elección de Mateo como discípulo sea tan increíble!

Jesús invitó a Mateo para que fuera uno de sus discípulos, aunque este era realmente un hombre rechazado por la mayoría.El Señor hizo este hecho públicamente, hablo con él, aceptó su invitación para comer en su casa, donde había seguramente otros recaudadores y amigos de Mateo.

Con este hecho se incrementaros las críticas de los religiosos, ya a este punto había hecho milagros en los días sábados y otras cosas que iban en contra de la idea religiosa de la época, cuando esos religiosos le preguntaron a Jesús, por qué lo había hecho, El respondió “No he venido a llamar a justos, sino a pecadores al arrepentimiento.”. (Lucas 5:32 – RVR60)

Es claro que Jesús no vino a congraciarse con la multitud; Él vino a cumplir con un propósito, se acercó a los marginados y pecadores, sanó a los enfermos con lepra, rechazados por la sociedad, hizo discípulos de gente despreciada por los demás. La misión que Jesús traía no era agradar a las personas para que lo adularan, ni tampoco para quedar bien con los demás, Jesús eligió a personas que hoy en día es muy poco probable que muchos piensen en escogerlos como sus discípulos.

No somos cristianos para agradarle a todo el mundo, ni para aceptar las cosas como la sociedad las impone. Somos cristianos para agradar y ser obedientes al Señor, aunque esto sea impopular ante la multitud, aunque nos señalen, nos juzguen y nos critiquen.

Todo ser humano debe llegar a Jesús por medio del arrepentimiento de sus pecados, aceptar que Jesús es el Señor de su vida, para luego, aprender de Él, de Su manera de vivir, hacerse discipulo y compartir el Evangelio con los demás. Todo esto, aunque los demás se rían, te señalen o te critiquen, porque estamos para agradar a Dios y no a la multitud.

Oremos “Señor, aunque a veces me he sentido indigno de tu misericordia, hoy vengo ante ti para aceptar tu llamado a servirte, quiero ser tu discípulo(a) fiel, seguir tu ejemplo y ser obediente a Tu Palabra, lléname de tu Gracia para vivir siendo agradable ante ti, lo creo y declaro en el Nombre de Jesús, Amén”

Buen Dia
Juan C Quintero
www.buendiatodoslosdias.com

Aquí puedes Comentar o Responder a esta Publicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Más 122,000+ Lectores

Síguenos y recibe contenido fresco cada día de elversículodeldía.com

Suscríbete!

Suscríbete, no te pierdas nuestras publicaciones.

YouBlessing

Log In

Or with username:

Forgot password?

Forgot password?

Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

Your password reset link appears to be invalid or expired.

Log in

Privacy Policy

Add to Collection

No Collections

Here you'll find all collections you've created before.