Buen Dia – Lo mejor para el mejor


¡Debemos dar lo mejor a Dios!, porque ¡Dios se merece lo mejor!

Si entendemos realmente quién es el Señor, entenderemos que Él no merece nada menos que lo mejor que podamos darle.
Por un lado, a Él le debemos nuestra existencia; lo expresó el apóstol Juan en el evangelio de Juan capítulo 1 verso 3 así, “Por medio de él todas las cosas fueron creadas; sin él, nada de lo creado llegó a existir”. (NVI)

Él es la razón por la que toda la creación está aquí en este momento.

Por otro lado, el apóstol Pablo nos entrega la revelación de la forma en la que debemos actuar, sabiendo que nuestro Padre Celestial nos lo ha dado todo.

“Y todo lo que hagan, háganlo de corazón, como para el Señor y no como para la gente”, (Colosenses 3:23 – RVC)
Pablo nos exhorta a trabajar “con entusiasmo”, desde el corazón en todo lo que hagamos; en todo lugar, pero especialmente cuando servimos en algún ministerio.

Esto significa que debemos obrar ¡No perezosamente, ni por obligación, sino más bien siendo altamente diligentes!
La diligencia hace referencia al cuidado en la ejecución de algo, pero también a la prontitud; es decir que lo que se hace para Dios debe hacerse con plena consciencia y sin demoras.

Estas deben ser las características de nuestro servicio, que sean una verdadera muestra de nuestra devoción y adoración al Señor.

¡Si Dios se merece lo mejore, démosle lo mejor!

Versículo “Y todo lo que hagan, háganlo de corazón, como para el Señor y no como para la gente” Colosenses 3:23 (RVC)

Buen Dia
Juan C Quintero
www.buendiatodoslosdias.com