Buen Día – Los Propósitos de Dios

El diccionario define la palabra conquistador como “alguien que logra conquistar, lo que implica ganar o conseguir algo con esfuerzo, habilidad o superando dificultades y retos”.

Todos hemos sido conquistadores en algún momento de nuestra vida, para terminar un estudio, para conseguir un empleo, para comprar una propiedad, etc. En todos estos casos para lograr completar la meta se tuvieron que vencer dificultades.

Si evaluamos las conquistas obtenidas, llegaremos a la conclusión de que todo comenzó con un sueño o una meta propuesta, y habiéndotela propuesto la siguiente etapa fue alcanzarla.
Pero una meta o plan en la vida sin un propósito superior se convierte en algo furtivo y frívolo.

Dios nos creó con todas las capacidades, talentos y dones para cumplir con un propósito que va más allá de vivir por metas personales individualistas que solo llevaran a que la persona al final sienta de ha perdido su tiempo.

Ahora que estamos a las puertas de recomenzar las rutinas de trabajo y de cotidianidad después de la cuarentena, debemos redirigir nuestra vida para convertirnos en verdaderos conquistadores de los propósitos de Dios para nuestras vidas.

Te pregunto ¿sientes que todo lo que has hecho hasta hoy ha sido porque Dios te lo ha pedido, o lo haces por necesidad o porque alguien te ha empujado para hacerlo?

La realidad es que nunca estaremos totalmente realizados si los planes nuestros no están en línea con los planes de Dios.
Cuando aceptamos a Jesús en nuestra vida, Él comienza a formar parte de nosotros, nos hacemos uno con Él, nuestra vida espiritual se conecta con Dios el Padre por medio del Hijo y por lo tanto nuestra vida deberá ser guiada por Él para cumplir así con el plan que tiene para nosotros cuando nos concibió, desde antes de que naciéramos.

En la Biblia en el libro de Jeremías capítulo 1, verso 5 (NVI), dice así, “«Antes de formarte en el vientre, ya te había elegido; antes de que nacieras, ya te había apartado; te había nombrado profeta para las naciones»”. Aquí Dios le da a conocer a Jeremías que Él lo había creado con un propósito específico, y así es también con todos nosotros.
Jeremías se quejó después de esta revelación diciéndole al Señor que el no era bueno para hablar y que además era muy niño para cumplir con el propósito de Dios. Pero al final aceptó y se convirtió en un gran profeta para Dios.

Es igual contigo, Dios tiene un propósito para tu vida, que es único y que solo tú puedes cumplirlo, pero es necesario lo recibas, lo aceptes y que actúes en fe.

Tú tienes un llamado de Dios que cumplir en esta tierra, no regreses a una rutina después de estos meses de cuarentena sin propósito, ora, pide revelación y cuando recibas la respuesta, dile “si” a Dios, entonces tu vida cobrará un sentido especial, así, veras conquistas, superarás las dificultades y avanzarás porque cuentas con el favor de Dios en lo que estás haciendo.

Oremos “Señor, gracias por la guía que me das para tener propósito en esta vida, pongo los planes y proyectos que me has revelado en tus manos, te pido me ayudes a mantenerme fiel a ti y a ser perseverante en el plan, sé que contigo soy más que vencedor, lo creo en el nombre de Jesús, Amén” 

Versículo, “«Antes de formarte en el vientre, ya te había elegido; antes de que nacieras, ya te había apartado; te había nombrado profeta para las naciones». Jeremías 1:5 (NVI)

Buen Dia
Juan C Quintero
www.buendiatodoslosdias.com

Aquí puedes Comentar o Responder a esta Publicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Más 122,000+ Lectores

Síguenos y recibe contenido fresco cada día de elversículodeldía.com

Suscríbete!

Suscríbete, no te pierdas nuestras publicaciones.

YouBlessing

Log In

Or with username:

Forgot password?

Forgot password?

Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

Your password reset link appears to be invalid or expired.

Log in

Privacy Policy

Add to Collection

No Collections

Here you'll find all collections you've created before.