Buen Dia – ¿Me estás escuchando?

En estos tiempos vivimos en lo que se puede llamar como “cultura acelerada”, lo que significa que a menudo nos encontramos realizando múltiples tareas; por ejemplo, tratar de hacer algo cuando te quieren hablar las dos cosas al mismo tiempo.

Tal vez estás en tu teléfono inteligente mientras te hablan y crees que puedes manejar ambas acciones; pero al final te das cuenta de que has desviado tu atención y no has escuchado bien lo que te dijeron.
Es claro que nuestras mentes “saltan” de un tema a otro, a altas velocidades, en las que muchas veces se pasan por alto acciones, conversaciones o citas

A mí me ha pasado y estoy seguro de que no soy el único que lucha en esta área. Realmente nos cuesta reducir la velocidad, relajarse y dejar a un lado todo lo demás para centrarnos en una sola actividad. Quizás para escuchar con atención lo que otros están diciendo.

Aprende esto “si quieres responder eficazmente, debes escuchar atentamente”.

La falta de atención en las conversaciones hace que se distorsionen las palabras. Tener la mente en muchas partes al mismo tiempo crea estrés y dificulta la concentración para tener una conversación activa.

Encontramos este mensaje en el libro de Proverbios capítulo 18 verso 13 que dice “Es necio y vergonzoso responder antes de escuchar”. (NVI)

Quiero crearte un nuevo doble desafío “bajarle el ritmo a tu acelerada vida para pasar tiempo con Dios y leer Su Palabra” y “colocar a un lado tus actividades, (tanto físicas como mentales) para prestarle atención a quien te quiere hablar”

La Biblia es clara en esto, “no hables sin haber primero escuchado”; esto significa haber aceptado el desafío para escuchar con atención.

Cuando escuchamos solo un lado de un tema o solo una parte de un pensamiento, caemos en la trampa de la especulación, lo que conduce a juicios y conclusiones injustas; igualmente pasa cuando se interrumpe o cuando se quiere que los demás hablen apresuradamente porque eres impaciente o porque no te gusta el ritmo en el que los demás hablan.

Escucha pacientemente y tendrás mejores relaciones.

Escucha a Dios y aprenderás de Él; coloca toda tu atención a las personas y construirás lazos fuertes con ellos.

Versículo “Es necio y vergonzoso responder antes de escuchar”. Proverbios 18:13 (NVI)

Buen Dia
Juan C Quintero
www.buendiatodoslosdias.com