Thu, 27 February 2020

Buen Dia – Ocúpese


La preocupación es agotadora. Se convierte en fatiga para nuestras emociones, actúa como el dolor físico para el cuerpo.
Es clara la correlación entre la preocupación y la salud; ésta puede desencadenar en dolores de estómago, presión arterial alta, dolores de cabeza, trastornos de ansiedad y causar depresión. Podemos decir que es enemiga para una vida productiva y alegre.
Agrego además que la preocupación puede generar tanta carga que se llegue a estar inmovilizado(a) por falta de energía y miedo.

He conocido generaciones que viven en la preocupación, es decir, que la han heredado de sus padres y abuelos, pero hoy te vengo a decir que puedes eliminar la obsesión al pensamiento negativo confiando en el Señor.
Toma como referencia la enseñanza de Jesús que dijo “Por lo tanto, busquen primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas les serán añadidas. Así que, no se preocupen por el día de mañana, porque el día de mañana traerá sus propias preocupaciones. ¡Ya bastante tiene cada día con su propio mal!” (Mateo 6:33-34 – RVC).
La confianza cuando se traduce en acción energiza al cansado.

Es posible que tengas la tendencia a preocuparte. Cuando alguien sufre de este mal se puede ver en su rostro, con la frente arrugada, o el semblante decaído. Y cada situación del entorno le puede generar preocupación, la situación familiar, los compromisos financieros, el futuro, la situación del país, las guerras del mundo, la desigualdad social, etc; incluso algunos han encontrado escapar de las presiones con el alcohol; las drogas o el aislamiento.
¿Cómo salir de esto? te propongo que hagas una lista de dos columnas, en una escribe “aquellas cosas puedes cambiar” y en la otra “aquellas que no puedes cambiar”; es inútil tratar de tener el control sobre todas las cosas, es desgastante y da como resultado inefectividad.
¡Ocúpese, y no se preocupe!. Ocúpese de lo que puede cambiar y hágalo; y ore al Señor para que haga un milagro en aquellas que no puedes cambiar; pero con fe.
Aplique lo que el apóstol Pablo enseñó, “No se preocupen por nada. Que sus peticiones sean conocidas delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias” (Filipenses 4:6 – RVC).

Además, busque a aquellos que tienen fe, que ven la vida bajo la Palabra de Dios, que confían en el Dios todopoderoso; contágiese de la fe del creyente autentico.
Levántate a ti mismo y a los demás de la espiral descendente de depresión animándolos con la verdad de la Palabra de Dios… ese cambio de perspectiva le hará ver la vida como Dios quiere que la veas.

Versículo ““No se preocupen por nada. Que sus peticiones sean conocidas delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias” (Filipenses 4:6 – RVC).

Buen Dia
Juan C Quintero
www.buendiatodoslosdias.com

Suscríbete, no te pierdas nuestras publicaciones.

¡Mantente actualizado... Hacemos publicaciones diariamente!

Recuerda revisar tu correo para validar suscripción!
Anterior PublicaciónEl pensamiento del Día
Siguiente PublicaciónImagenes: 1 Pedro 1:22 #LBLA @ibcrd

SIGUENOS 🙂

97,579FansLike
2,417FollowersFollow
10,128FollowersFollow
1,320SubscribersSubscribe