Buen Día – Orar por finanzas – Parte 1

oracion-finanzas-1

Una de las áreas en la que la mayoría de nosotros hemos padecido en la vida es las finanzas; y puedo decir que ésta situación desencadena en una serie de sucesos y dificultades que al sumarse hacen que la vida sea asfixiante.

Tener muchas deudas produce desánimo y tristeza en muchas personas por la alta presión emocional que esto significa. Además, porque es frustrante recibir un ingreso que solo se use para hacer abonos, pagar intereses, y cumplir con los gastos básicos.

Yo sé qué es estar en esa situación, esperando un milagro que no aparece por ningún lado y experimentar la impotencia que se siente al estar corto en el ingreso para pagar los compromisos.

Para muchas personas estar bien en Dios es creer que la vida siempre es “color de rosa”; por eso quiero compartir contigo una revelación; si deseamos, como creyentes que la vida vaya por el sendero correcto, debes saber que muchas veces hay “desiertos que es necesario cruzar” o “tormentas a las que hay que sobrevivir”; porque Dios quiere revelarse a nuestras vidas como “el proveedor”; y la manera en la que esto ocurre es por medio de la escasez que nos lleva a la optar por dependencia absoluta de Él.

Son tiempos difíciles, retos de fe, en los que oras y pareciera que Dios no escucha como si El no estuviera interesado en la situación; hay un silencio celestial que se convierte en una prueba a la confianza. Pero la realidad es que Dios si te está escuchando y sabe perfectamente por lo que estás pasando.

Durante los próximos días quiero compartir con ustedes algunos consejos sabios, Bíblicos sobre los tiempos de escasez financiera y la Palabra de Dios.

El primero es este: Independientemente de tu situación financiera siempre órale Dios: Si el propósito del Señor es que aprendamos a depender de Él, entonces la primera forma de hacerlo es por medio de la oración. Orar es Hablar con Dios, es también tener un encuentro con Su Palabra. Aunque pienses que Dios no te escucha, coloca tu necesidad delante de Él. Aunque no veas respuesta inmediata, no dejes de orar, en Su tiempo y a Su manera el Señor te responderá.

Oremos: “Señor, gracias por tu Palabra, por revelarme tus asuntos. Hoy pongo mi situación financiera en tus manos. Señor sé que quieres que yo aprenda a depender de ti, te pido la sabiduría y la fortaleza para permanecer firme y serte fiel en todo momento, sé que responderás y que harás el milagro para ser libre de deudas, lo creo y declaro en el nombre de Jesús, Amen”

Versículo: “Pidan, y se les dará; busquen, y encontrarán; llamen, y se les abrirá.” Mateo 7:7-8 (NVI)

Buen dia
Juan C Quintero
www.buendiatodoslosdias.com

Aquí puedes Comentar o Responder a esta Publicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Suscríbete, no te pierdas nuestras publicaciones.

¡Mantente actualizado... Hacemos publicaciones diariamente!

Recuerda revisar tu correo para validar suscripción!

Más 122,000+ Lectores

Síguenos y recibe contenido fresco cada día de elversículodeldía.com