Buen Día – Poder transformador (con audio)

He escrito y hablado anteriormente acerca del poder de las palabras y de la fe que viene de lo que creemos. Hoy voy a insistir en que lo que tu crees y lo que hablas es tan poderoso que cambia vidas para bien o para mal.

En el primer libro de la Biblia, en Génesis, podemos darnos cuenta de que desde el principio de los principios “Dios habló y todo fue creado”; es decir que sus palabras produjeron vida y continúan produciendo vida hoy.

El mismo Dios le hablo al profeta Isaías dejándonos saber que Su Palabra tiene poder inimaginable sobre nosotros, leámoslo del Libro de Isaías capítulo 22, verso 11, que dice “Así es también la palabra que sale de mi boca: No volverá a mí vacía, sino que hará lo que yo deseo y cumplirá con mis propósitos”. (NVI)

La Palabra de Dios tiene poder transformador, ¡Gracias a la Palabra de Dios, tenemos vida espiritual eterna, y fortaleza para vivir en ​​victoria sobre cada reto que se nos presente aquí en la tierra!

La verdad de la Palabra de Dios, las Promesas y las Bendiciones de Dios están disponibles para todos los que le entregan su vida a Jesús; son vida para nuestra vida.

Dios busca que le adoremos siendo obedientes a Su Palabra, es la obediencia la que abre la puerta y las opciones para que la declaración de Su Palabra se active en nosotros, es así como tienes acceso a la victoria decretada en la Palabra de Dios.

Si crees y declaras la Palabra de Dios, la estableces en tu vida. Activas su poder. Diariamente declara lo que está escrito sobre tu vida, la de tu familia, sobre tus negocios; porque es Palabra Viva.

Declara hoy que ninguna arma formada contra ti prosperará; que este es el día que el Señor hizo para ti, día de alegría y de gozo. Declara que tu vida va de fe en fe y de victoria en victoria porque estás en Cristo Jesús. Declara que Su favor y misericordia te llegan y te seguirán todos los días de tu vida. ¡Tu mente cambiará, tu fe se fortalecerá y experimentarás Su poder para vivir en victoria todos los días de tu vida!

Oremos “Padre celestial, gracias por tu palabra, que es una lámpara para mis pies y una luz para mi camino. Me comprometo a obedecerte y a establecer la verdad de tu Palabra en mi corazón. Te bendigo y te honro por ser mi Dios, lo creo y declaro en el precioso nombre de Jesús, Amen”.

Versículo “así es también la palabra que sale de mi boca: No volverá a mí vacía, sino que hará lo que yo deseo y cumplirá con mis propósitos”. Isaías 55:11 (NVI)

Buen Dia
Juan C Quintero
www.buendiatodoslosdias.com

Aquí puedes Comentar o Responder a esta Publicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Suscríbete, no te pierdas nuestras publicaciones.

¡Mantente actualizado... Hacemos publicaciones diariamente!

Recuerda revisar tu correo para validar suscripción!
Anterior PublicaciónEl pensamiento del Día
Siguiente PublicaciónNo me alejes de tu presencia

Más 122,000+ Lectores

Síguenos y recibe contenido fresco cada día de elversículodeldía.com