Buen Dia – Presta Atención


En un mundo acelerado, llevamos una vida acelerada. Tanto que muchas veces no se coloca atención a lo que ocurre a nuestro alrededor.
¿Estás prestando atención?; lo que quiero resaltar es que hoy mismo, cerca tuyo, hay algunas personas que quieren ayudarte, y también otras que quieren lastimarte.
Debes colocar especial atención en aquellos que aparentan ser las personas correctas, pero que tienen una agenda oculta en su corazón.
Lo que he aprendido durante mi vida es que “no se puede confiar en todos”.
Cuidar la mente, proteger la reputación para vivir en libertad y paz es muy importante en estos tiempos, especialmente en los que fácilmente todo sale a la luz por los medios sociales.

Observe conscientemente los actos y las palabras de las personas a su alrededor. Una manera para percibir si quieren o no tu bienestar es aquello que promueven; si lo que te quieren invitar a hacer es correcto, digno, honrado y de valor entonces escúchelos; pero si lo que le invitan a hacer es incorrecto, indigno, maligno y sin ningún valor entonces rechace… tanto las propuestas como esas amistades.

Tenemos capacidades emocionales y mentales limitadas, por lo tanto, es necesario asegurarse de que Señor sea quien nos guíe. Con la ayuda de Dios y con la atención activa vas a detectar lo que no conviene; así podrás decirle estas personas que “no”, para que puedas decirle que “sí” a aquello que honra a Dios.

Agradar al Padre Celestial es una meta mucho más noble; por tanto, aprender a decir “no” es una forma adecuada para vivir en paz hoy y en el futuro.

El Señor cuida de sus hijos, pero nosotros tenemos que estar atentos a sus señales de alerta.
Así que preste atención y ore antes de comprometer su tiempo y recursos. Aunque es obvio; quiero decirte que, cuando te encuentres con la tentación, no te entretengas… no juegues diciéndole que “sí”; huye y pide dominio propio al Espíritu Santo para que puedas decirle “no” a esa situación. Es mejor decir no una vez y dejar pasar esas supuestas buenas oportunidades; que decir sí y arriesgarse a perder el buen nombre y arrepentirse por la mala decisión
.
Abre tus ojos y tus oídos a lo que Dios te quiere mostrar y decir. Esto es, decirle “no” a los impulsos terrenales, para que puedas decirle “sí” a lo mejor del cielo.

Versículo “Así que, hijo mío, escúchame; presta atención a mis palabras”. Proverbios 7:24 (NVI)

Buen Dia
Juan C Quintero
www.buendiatodoslosdias.com

Aquí puedes Comentar o Responder a esta Publicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Suscríbete, no te pierdas nuestras publicaciones.

¡Mantente actualizado... Hacemos publicaciones diariamente!

Recuerda revisar tu correo para validar suscripción!

Más 122,000+ Lectores

Síguenos y recibe contenido fresco cada día de elversículodeldía.com