Buen Día – Reacción ante lo que nos dicen

REACCION AL HABLAR

La reacción que tenemos ante lo que nos dicen habla mucho del grado de madurez que tenemos. Por ejemplo, si a alguien que le hablen ya sea de su trabajo, de su estudio, de la manera de actuar, etc., las palabras dichas le hacen reaccionar negativamente, entonces hay un grado de inmadurez que le lleva a actuar negativamente.

Es cierto que debemos escuchar y recibir las cosas que nos dicen acorde con quien nos las dice. ¡Eso es de sabios!.

Éste es el principio “No todo lo que nos dicen lo debemos recibir”. Pero hay momentos en los cuales es necesario estar dispuestos a escuchar porque lo que nos dicen es por nuestro bienestar o para mejorar lo que hacemos.

Recuerdo con claridad una vez en la que mi padre mi dijo que tomara una decisión contraria a la que yo había decidido, por inmadurez, falta de experiencia y hasta por orgullo, le respondí “!Yo ya tome la decisión!”… para darme cuenta con el tiempo que él tenía razón y que debí escucharlo. ¿Cuántas cosas podemos prevenir o mejorar si escucháramos más y sin prevención a las personas correctas?

La Biblia en Éxodo 18 nos cuenta como Moisés, quien era más educado que Jetro –su suegro, recibió e implementó sus sugerencias sobre la manera de tener jueces de tiempo completo y así aliviar su trabajo. Este consejo valió la pena escucharlo.

También podemos leer sobre los relatos en los que las palabras, críticas e insultos que los fariseos, los saduceos y los maestros de la ley trataron de hacer salir a Jesús de su propósito, de tentarlo o de generarle ira; pero ninguno pudo lograrlo. (Mateo 22:34-46) . Esas palabras no valía la pena escucharlas para aplicarlas.

Si las cosas que nos dicen vienen de personas a las consideramos inferiores a nosotros frecuentemente las rechazamos, pero debemos aprender a discernir el verdadero propósito de lo que nos dicen, si es para el bienestar, escuche, medite, ore y decida; pero si es para generar indisposición, para causarle a usted un desvío en el camino hacia el cumplimiento del propósito, si son criticas destructivas, entonces deséchelas y no pierda el tiempo con lo que no vale la pena.

Versículo: “Mis queridos hermanos, tengan presente esto: Todos deben estar listos para escuchar, y ser lentos para hablar y para enojarse”. Santiago 1:19 (NVI)

Buen Día,
Juan C Quintero
www.buendiatodoslosdias.com

Aquí puedes Comentar o Responder a esta Publicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Suscríbete, no te pierdas nuestras publicaciones.

¡Mantente actualizado... Hacemos publicaciones diariamente!

Recuerda revisar tu correo para validar suscripción!
Anterior PublicaciónVersículo del día – Isaías 53:5 RV1960
Siguiente PublicaciónBolitas de piedras

Más 122,000+ Lectores

Síguenos y recibe contenido fresco cada día de elversículodeldía.com