Buen Día – Rechazo Superado

El rechazo es el acto de abandonar, menospreciar o ignorar a una persona por diferentes causas, las cuales pueden ser sociales, culturales, económicas, por creencias o psicológicas.

Sentir el rechazo es doloroso, puede producir trauma emocional y hacer que una persona viva con una baja auto estima.
Pero además el rechazo es aprovechado por el enemigo para hacer que la persona se estanque , porque el diablo sabe que “lo que nos consume tiene el poder de controlarnos”.
Por lo tanto, cuanto más alguien esté sufriendo por el rechazo, más el enemigo podrá controlar sus emociones, pensamientos y acciones.

Los cristianos que viven su fe con pasión están expuestos al rechazo de una sociedad corrupta, de un mundo lleno de pecado y contaminado por la falta de orden espiritual.

Hemos estado advertidos de esto, tal y como nuestro Señor Jesús lo dijo en el evangelio de Juan capítulo 15, verso 18 “Si el mundo los aborrece, tengan presente que antes que, a ustedes, me aborreció a mí”. (NVI)
En medio del dolor del rechazo, nuestro desafío es aprender a valorar y apreciar la aprobación de Cristo más que la aceptación de quienes nos rodean.

No permitas que las preocupaciones del rechazo quieran controlarte, para eso es necesario tener clara nuestra identidad. En Cristo Jesús somos hechos hijos de Dios, formamos parte de la familia de Dios y todo lo de Dios nos pertenece. Eres imagen y semejanza de Dios, creada con propósito, con talentos únicos y con capacidades increíbles. Eres quien Dios dice quién eres.

Además, debes tener claro que el rechazo, cualquiera que sea, no es una proyección de futuros fracasos. Seguramente lo que haya pasado, es decir, el motivo del rechazo, te ha podido causar dolor, pero no lo veas como un obstáculo permanente.
Aléjate de la fuente del rechazo y no dejes que eso te bloquee, si te ha hecho daño en el presente, no permitas que afecte negativamente a tu futuro. Renuncia a la voz del enemigo que llega para juzgarte y cámbiala por alabanzas a Dios.

Sufrir rechazos forma parte de lo que nos toca experimentar en algún momento en esta vida, pero el impacto que estos tengan se desvanecerá o se fortalecerá dependiendo de las decisiones que tomes.

Quiero compartirte esta promesa de Dios, la que se encuentra en el libro de Salmos, capítulo 34, verso 19 que dice “Muchas son las angustias del justo, pero el Señor lo librará de todas ellas” (NVI)

Si la angustia proviene del rechazo, por tu fe en Jesús, por tu condición física o emocional, por tu situación financiera o por cualquier otro motivo, declara con toda tu fe, “Mi Dios me librará de todo este dolor y rechazo”; confía en las verdades de Dios y no en las mentiras del enemigo.

Oremos “Amado Padre, no siempre entenderé por qué he sido rechazado(a). Pero sé que tengo a un Dios de amor y bondad que me cubre y protege en todas las situaciones. Ayúdame a reemplazar los pensamientos de rechazo que amenazan mi mente y mi corazón. Sé que me amas, que me libraras de este sentimiento de rechazo, decido perdonar a quien me ha ofendido y seguiré adelante, creyendo en ti con todo mi corazón, lo pido y declaro en el nombre de Jesús, Amén”.

Versículo “Muchas son las angustias del justo, pero el Señor lo librará de todas ellas” Salmos 34:19  (NVI)

Buen Dia
Juan C Quintero
www.buendiatodoslosdias.com

Aquí puedes Comentar o Responder a esta Publicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Anterior PublicaciónYo Soy el que Soy
Siguiente Publicación1 Pedro 4:11 #LBLA @ibcrd

Más 122,000+ Lectores

Síguenos y recibe contenido fresco cada día de elversículodeldía.com

Suscríbete!

Suscríbete, no te pierdas nuestras publicaciones.

YouBlessing

Log In

Or with username:

Forgot password?

Forgot password?

Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

Your password reset link appears to be invalid or expired.

Log in

Privacy Policy

Add to Collection

No Collections

Here you'll find all collections you've created before.