Buen Día – Saliendo de la oscuridad

En algún momento todos nosotros pasaremos por un momento sombrío en nuestras vidas, ya sea por una enfermedad, por un divorcio, una pérdida de un ser querido, un negocio importante que se fue a bancarrota, por las decisiones equivocadas de un hijo, etc.

Pero por muy difícil que parezca, desanimarse o renunciar no es la solución; para los cristianos hay otra visión, una que activa la fe. En el Salmo 23, verso 4, David lo dijo con gran sabiduría y revelación “Aunque ande en valle de sombra de muerte; no temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo…” (RVR60)

No es el momento sombrío de nuestra vida lo que debería actuar en nosotros, sino la certeza del favor de Dios, de la fortaleza que adquirimos cuando estamos en Él.

Podemos vernos como pasando por un proceso en el que no estamos solos, porque el Señor está con nosotros. Imaginemos una semilla recién sembrada, esta necesita pasar por el proceso de morir a ser semilla para empezar a ser planta, ocurre en lo oculto, pero una vez la nueva planta sale a la luz tiene una nueva forma, verde y hermosa.

Si estás pasando por dificultades, deja que el Señor trabaje en ti, entrégale toda oscuridad, dolor y angustia, para que Él pueda transformar esa semilla de fe en una persona renovada, llena de vida y con un futuro de nuevas oportunidades por alcanzar.

Dios puede sacar de ti en esos momentos sombríos nuevas fuerzas, fortaleza, ideas renovadas, conocerás personas nuevas, veras la restauración de la salud o al hijo prodigo regresar. También Dios puede reavivar en ti sueños que habías abandonado, metas que tenías incompletas, talentos que no conocías y descubrir otros potenciales que no sabias que tenías.

Toma el tiempo sombrío como la oportunidad para fortalecer tu carácter, para aprender a confiar y a depender de Dios; no te rindas y persevera. Te recuerdo, lo que dijo David, “no temeré mal algunos porque Tu mi Dios estarás conmigo”.

Oremos “Amado Padre celestial, te entrego mi angustia, todo aquello que se ha tornado sombrío en mi vida, confió que tu cambiaras mi tristeza en alegría, y mi dolor en victoria. No temeré al mal porque se que tu estas conmigo. Te pido fortaleza para estos tiempos, pues se que estas trabajando en mi carácter, lo creo y lo declaro en el nombre de Jesús, Amén”.

Versículo “Aunque ande en valle de sombra de muerte, No temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo; Tu vara y tu cayado me infundirán aliento”. Salmos 23:4 (RVR60)

Buen Dia
Juan C Quintero
www.buendiatodoslosdias.com

Aquí puedes Comentar o Responder a esta Publicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Más 122,000+ Lectores

Síguenos y recibe contenido fresco cada día de elversículodeldía.com

Suscríbete!

Suscríbete, no te pierdas nuestras publicaciones.

YouBlessing

Log In

Or with username:

Forgot password?

Forgot password?

Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

Your password reset link appears to be invalid or expired.

Log in

Privacy Policy

Add to Collection

No Collections

Here you'll find all collections you've created before.