Buen Dia – Salmo 37 – Día 1 – Confia


Confiar en Dios es aprender a no actuar en nuestra capacidad, fuerza o conocimiento.
David expresó esta confianza en el muchos de sus escritos, por ejemplo, lo vemos plasmado en todo el Salmo 37.
Leamos el inicio del salmo, “No te inquietes a causa de los malvados, ni tengas envidia de los que hacen lo malo. Pues como la hierba, pronto se desvanecen; como las flores de primavera, pronto se marchitan”. (Salmos 37:1-2 – LBLA)

Al leer estos versos con detenimiento nos damos cuenta de que la confianza en Dios era tan grande que aconsejaba no preocuparse por la maldad, ni por los que hacen el mal, y declara que ellos tendrán la misma recompensa que en la naturaleza la corta vida de la hierba.
Es un fuerte contraste entre la vida del creyente y la de aquellos que hacen lo malo.

Algunas personas pueden pensar que hay una gran injusticia en que los malos vivan con lujos, tengan lo que se conoce como un “buen estilo de vida”, esto es como pensar que Dios no hace diferencia entre los justos y los impíos, pues ellos quizás hayan prosperado más que los justos; pero quien piensa así no se ha dado cuenta de que esa prosperidad es temporal y que como les llegó, así también se les esfumará
Al final siempre veremos la justicia y la victoria de Dios.

El desafío de hoy es el de “mirar a Dios y confiar en él, en lugar de ver lo que los malos han logrado”, que sigues afirmándote en el Señor sabiendo que ese es el camino correcto.
Además, porque ¡Dios nunca falla!

Versículo “No te inquietes a causa de los malvados, ni tengas envidia de los que hacen lo malo. Pues como la hierba, pronto se desvanecen; como las flores de primavera, pronto se marchitan”. Salmos 37:1-2 – (LBLA)

Buen Dia
Juan C Quintero
www.buendiatodoslosdias.com