Buen Dia – Sanidad Espiritual – Sanidad Corporal


Una de las industrias mas prósperas en todo el mundo es la de la salud, allí están los complementos vitamínicos, los médicos especializados, los gimnasios y los programas dietéticos entre otros; todos ellos con el propósito de mantener la salud del cuerpo y que cada persona pueda tener una vida sana.
En el caso de la fe, para que podamos tener una vida espiritual sana debemos darnos cuenta del potencial tenemos para obedecer a la Palabra de Dios. Creo que mucho más que el mejoramiento de la belleza o de la fortaleza física, cada persona debe ser capaz de entregarle su vida al Señor para que pueda ser sanado y restaurado espiritual y emocionalmente.
Es curioso, pero nos encargamos más de cuidar el aspecto exterior que el interior. Quizás sin reconocer que el estado interior es el que se refleja en el exterior.
Esa misma sanidad y restauración es la que usará Dios para que podamos llevar libertad y salvación a los demás. Somos seres restaurados encargados de restaurar a otros.
De esa forma seremos los pies de Jesús, Sus manos y Su boca a través de las cuáles podemos llevar la bendición a los demás.
La sociedad tendrá esperanza si compartimos a Jesús; ¿Cómo?, la respuesta es… siendo misericordiosos con los que han pecado, amando a los que nos hacen daño; perdonando; compartiendo las verdades bíblicas. Y que la paz de Cristo se refleje en ellos siendo sus vidas sean consoladas. No es religión, es amor y del verdadero; es compartirle a los demás el secreto para vivir en gozo y para sobrellevar las dificultades propias de la existencia.
Cuando compartimos con el que sufre le estamos recordamos; a través de nuestras acciones, que Dios no le ha olvidado y que está presente por medio nuestro, puesto que somos nosotros un reflejo de su amor y compasión.
Estoy seguro de que el Señor quiere que cuidemos nuestros cuerpos y busquemos una vida sana. Pero especialmente quiere que cuidemos nuestro interior, la vida espiritual; para ser así mismo portadores de la fe y de la esperanza para quien la ha perdido.

Versículo “Nunca dejen de ser diligentes; antes bien, sirvan al Señor con el fervor que da el Espíritu”. Romanos 12:11 (NVI)

Buen Dia
Juan C Quintero
www.buendiatodoslosdias.com

Aquí puedes Comentar o Responder a esta Publicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Suscríbete, no te pierdas nuestras publicaciones.

¡Mantente actualizado... Hacemos publicaciones diariamente!

Recuerda revisar tu correo para validar suscripción!

Más 122,000+ Lectores

Síguenos y recibe contenido fresco cada día de elversículodeldía.com