Buen Dia – Ser Confiables

En las relaciones de familia, en el trabajo y obviamente en la Iglesia la confianza es fundamental para que se lleven con éxito todas las actividades y las interacciones.
Aunque podemos asegurar que, en realidad, la confianza es necesaria en toda clase de relación que sea sana y efectiva.
Es así, como los buenos matrimonios, los negocios, el servicio al Señor, las amistades y los compromisos requieren ser fundamentados en la confianza.

Cuando no existe la confianza se crean celos, contiendas, y no puede existir una comunicación abierta, porque en medio de cualquier interacción se antepondrá la desconfianza; y este es el inicio del rompimiento de esas relaciones.
Pensemos en la desconfianza como un “toxico veneno” que agobia las relaciones, que las ahoga y que finalmente crea la ruptura.

La confianza está íntimamente relacionada con la integridad; puesto que esta es la prueba de que la persona vive con valores claros y definidos; también hay que decir que quien confía es respetuoso, de los demás, de su intimidad y de las opiniones y conceptos, aunque no los comparta.
Y por supuesto que también la confianza va de la mano con la comunicación, pues quien confía, se esfuerza en expresarse con claridad y en validar el mensaje recibido; y finalmente la confianza también está estrechamente ligada con el amor, porque “no se puede amar y ser desconfiados a la misma vez”.

Dios es totalmente confiable y también Dios es todo amor. Quien ama con el amor de Dios confía y es confiable
Solo quiero agregar que quien es confiable, es porque ha sembrado confianza

Si anhelas que confíen en ti, debes empezar a confiar en los demás, es decir, esperar lo bueno, sembrando lo bueno; así como Dios espera lo mejor de ti y a su vez Él es totalmente confiable. El autor de la carta a los hebreos en el capítulo trece, versículo seis, en medio de un escrito conocido como “los deberes cristianos” dice “de manera que podemos decir confiadamente: El Señor es mi ayudador; no temeré lo que me pueda hacer el hombre”.

Puesta la confianza en Dios, no importando si el hombre o la mujer fallan.

Versículo “de manera que podemos decir confiadamente: El Señor es mi ayudador; no temeré lo que me pueda hacer el hombre”. Hebreos 13:6 (RVR60)

Buen Dia
Juan C Quintero
www.buendiatodoslosdias.com