Buen Dia – Solución a las peleas


Los conflictos y las diferencias son tan antiguas como la humanidad.
Si hay dos o más personas reunidas quiere decir que están allí tratando de compartir diferentes mentes, emociones y perspectivas.

La Palabra de Dios relata en varios pasajes, tanto del Antiguo como del Nuevo testamento, en los que hay disputas y diferencias entre las personas.
En la carta de Pablo al pueblo de Filipo se relata un momento de mediación dado por el apóstol a Evoidia y Síntique (Filipenses 4:2); al parecer estas dos mujeres se habían enfrentado en una discusión y, aunque ambas eran importantes para la creciente Iglesia, era necesario que se “pusieran de acuerdo en el Señor”.
Y esto nos sirve para reflexionar sobre nuestros días, ¿Cuántos desacuerdos hay en los matrimonios, en las familias, en el trabajo, e incluso en el servicio al Señor?

Lamentablemente, en muchas situaciones, la gente concluye que no hay solución, lo que deja dos opciones, primero que la situación se empeore o que se aparten.
Pablo nos da una alternativa tan directa como sencilla, “pónganse de acuerdo en el Señor”
¿Qué quiere decir esto?; la respuesta es “que debe ser resuelto acorde con la Palabra de Dios”.

Si es en el matrimonio, se deben colocar los principios bíblicos en funcionamiento.
Si es en el trato con los hijos o los padres, se debe acudir a la Biblia para encontrar las respuestas al manejo.
De igual manera en el trabajo y especialmente en los asuntos de la Iglesia.

El Señor estableció un orden y cuando ese orden se respeta, todo entra en la cobertura y bendición del Padre Celestial.
Te recuerdo que la Biblia es el Manual de la vida y que, si en algún momento entras en desacuerdo o en disputa con alguien, debes regresar al manual y encontrar la respuesta; porque nuestro Señor tiene “principios, mandatos y sugerencias para cada actividad de la vida”.

¿Tienes dificultades con otra persona?; consulta la Biblia y actúa en concordancia. Te repito que a esto lo llamó Pablo “ponerse de acuerdo en el Señor”, que a su vez es “tener la mente de Cristo”
Porque Si Él no está involucrado en nuestros desacuerdos, en lo humano vamos a fallar.

Versículo, “Ruego a Evodia y a Síntique, que se pongan de acuerdo en el Señor”. Filipenses 4:2 (RVC)

Buen Dia
Juan C Quintero
www.buendiatodoslosdias.com

Anterior PublicaciónImagenes: #Efesios 4:28 #LBLA @ibcrd
Siguiente PublicaciónEl pensamiento del Día