Buen Dia – Toda la Gloria para Dios


El mundo exalta a las personas que se autoproclaman como son individuos hechos a sí mismos. Y muchos de ellos disfrutan de la gloria que el mundo les da.
Pero la realidad es otra, toda vida es de Dios.

En el versículo 3 del Salmo 44, el grupo de salmistas dejan en claro que ellos afirmaban lo que desde sus antepasados se decía, que “las victorias no llegaron por sus espadas o por su propio brazo; sino que toda victoria fue provocada por el poder de Dios”.
¡Porque Él los favoreció!

De la misma manera ocurre hoy, todos los creyentes no son personas autosuficientes que pueden reclamarse ningún “éxito” como hecho de sus propias gestiones o acciones. Sino que toda el reconocimiento y la Gloria es exclusivamente para Dios.

Este es un principio que se proclama en todas las Escrituras. La bendición del Señor es la causante y la responsable de todo lo que tenemos.
El Señor le ha dado a las personas que tienen riqueza el poder de ganar tal riqueza. Y de hecho, se nos advierte que no podemos olvidarnos del Señor cuando las cosas parecen ir bien.
Te repito, “es solo por la provisión del Señor que podemos disfrutar la vida en este mundo”.

Si el Señor nos bendice en nuestros trabajos, negocios, familias, reuniones, presentaciones, entrevistas, etc., debemos tener el cuidado de asegurarnos de que cualquier Gloria sea para Él y no para nosotros. Esto es honrar a quien nos da todo, y a quien nos ama con amor infinito.
En mi caso, y espero que sea en el tuyo también; las únicas palabras que quiero escuchar algún día son: “Bien hecho, siervo fiel. Ahora entra en el gozo de tu Señor”.

Hazte hoy estas preguntas, ¿Me estoy asegurando de que por cualquier logro que tengo le doy la Gloria solo a Dios?, ¿reconozco que es Su provisión y favor por lo que he podido obtener las victorias, los logros y los ingresos?
Oro para que seas consciente del favor de Dios y le des la gloria solo a Él

Versículo “No fue con sus espadas que conquistaron la tierra, ni sus brazos fuertes les dieron la victoria. Fueron tu mano derecha y tu brazo fuerte, y la luz cegadora de tu rostro que los ayudó, porque los amabas” Salmos 44:3 (NTV)

Buen Dia
Juan C Quintero
www.buendiatodoslosdias.com

Si te gustó esta publicación, por favor compártela. Suscríbete a nuestro Canal de Youtube. También estamos en Facebook y Twitter.

¿Qué opinas acerca de esta publicación? Comenta!