Buen Día – Vivir Acorde con el Llamamiento (con audio)

Los estilos de vida son un reflejo de las creencias, costumbres, influencia cultural de la región, tradiciones y por supuesto de la fe. Surge la pregunta ¿Cómo debe vivir el cristiano?
Parte de la respuesta la encontramos en la Palabra de Dios, en la carta de Pablo al pueblo de Éfeso capítulo 4 verso 1, en la que dice “les ruego que vivan como es digno del llamamiento que han recibido”; ¡wow!.

¿Cómo calificar ese llamamiento?, ¡ahí está la clave!. Algunas respuestas las da el mismo apóstol en los versículos siguientes cuando expresa, que debe haber “humildad, mansedumbre, entendimiento, capacidad para soportarse con paciencia los unos a los otros en amor, dispuestos a mantener la unidad del Espíritu, pero en paz”.
Y agrega además “vivan como un cuerpo, y estando en el mismo Espíritu, con la misma esperanza, teniendo un Señor, una sola fe, un solo bautismo”

Muchas veces el ser humano va en busca de otras cosas, como “alcanzar y tener”; entonces llega la competencia, hermanos entre hermanos, entre los esposos, los socios de negocios, lo que conlleva a la envidia, el egoísmo y las divisiones.

¿Te has dado cuenta que cuando en un matrimonio cada uno de los cónyuges busca su propia realización personal se empieza a crear la división?, o ¿que en los negocios cuando los socios toman posiciones opuestas y no hay acuerdo termina rompiéndose el compromiso?.

Igual pasa en las congregaciones, en las que tal vez se colocan los intereses individuales por encima de los de la comunidad o se crean rupturas por las diferencias en la interpretación doctrinal o en el manejo de los recursos.
Hoy, al igual que hace 2.000 años es totalmente vigente el aprender a vivir en el Espíritu, como lo pide Pablo, ¿Dónde esta la humildad?, ¿Dónde la paciencia?; ¿la paz o el amor, en dónde están?; ¿y la unidad?.

Te invito para que seamos gestores de la reactivación de las peticiones de Dios para Su pueblo; empieza haciendo una reflexión personal, define tus prioridades, teniendo en cuenta de que la más importante para el Cristiano es Jesús, el centro de vida es Jesús; luego tu familia, la fuente de provisión, el ministerio y lo demás. Busca que en cada lugar se lleve una vida que sea digna del llamamiento que tenemos en Cristo Jesús.

Oremos “Señor te doy gracias por recordarme que debo vivir acorde con lo que tu estableces para mi como cristiano. Dame sabiduría, entendimiento y revelación para ser gestor de paz, amor, de unidad en el Espíritu Santo. Lo pido en el precioso nombre de Jesús, Amen”.

Versículo “Yo pues, preso en el Señor, os ruego que andéis como es digno de la vocación con que fuisteis llamados”, Efesios 4:1 (RVR60)

Buen Dia
Juan C Quintero
www.buendiatodoslosdias.com

Anterior PublicaciónVersículo del Día – Proverbios 25:21-22 RV60
Siguiente PublicaciónResistir