Cómo vencer el desánimo

SALMO 42:1 “Como el ciervo brama por las corrientes de las aguas, así clama por ti, DIOS, el alma mía.”

Para vencer el desánimo permíteme sugerirte nueve pasos específicos:

  1. Hazte un auto evaluación. Examina las causas, con honestidad y en oración.
  2. Admite que estás desanimado. Es fácil evitar, ignorar o mentir acerca del desánimo. Pero no aceptarlo es fatal, y eso garantiza el fracaso.
  3. Identifica específicamente la causa de tu desánimo. Llámala por su nombre, y luego enfréntela.
  4. Recuerda la naturaleza del desánimo. Las frustraciones vendrán y se irán, pero el desánimo es por elección propia.
  5. Comienza a meditar con frecuencia en la Palabra de DIOS.  De esta manera, podrás determinar con precisión lo que sientes, porque entonces será algo real (Salmo 3:2-4; Salmo 16:7,8; Salmo 63.6-8; Salmo 77:12; Salmo 119:15).
  6. Lleva tu desánimo a DIOS en oración. Pídele que te revele qué quiere enseñarte en esta área de tu vida.
  7. Concéntrate en DIOS, no en tu situación. Pídele que te ayude a ver esta frustración y Sus lecciones desde tu perspectiva.
  8. Ve la causa como proveniente del Señor. Si entendemos que Él permite las frustraciones, podemos encontrar una oportunidad para crecer, aún en las dificultades.
  9. Declara estas tres verdades en voz alta: el Padre Celestial está conmigo en el dolor; ÉL tiene el control de mi vida, y ha permitido esto por alguna razón; ÉL es un DIOS bueno, que convertirá esta frustración en una bendición.

El desánimo puede parecer muy inofensivo, pero no subestimes nunca su poder destructivo. Si te mantienes alerta, podrás evitar esta trampa mortal. Entonces, escribe estos nueve pasos en una tarjeta, y examina la lista siempre que las frustraciones comiencen a consumirte la mente.

Por Charles Stanley

OREMOS: Señor, te suplico que cuando se presente el desánimo en mi vida me ayudes a superarlo. Gracias por estas recomendaciones que me serán útiles. Gracias Señor por las pruebas de Tu amor. En el nombre de Cristo, amén.

Mildred Natera
Mildred Naterahttps://www.elversiculodeldia.com
Una sierva para la gloria de Dios!

Aquí puedes Comentar o Responder a esta Publicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Anterior PublicaciónPENSAMIENTO DIARIO – ALGO MAS
Siguiente PublicaciónEl pensamiento del Día

Más 122,000+ Lectores

Síguenos y recibe contenido fresco cada día de elversículodeldía.com

Suscríbete!

Suscríbete, no te pierdas nuestras publicaciones.

YouBlessing

Log In

Or with username:

Forgot password?

Forgot password?

Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

Your password reset link appears to be invalid or expired.

Log in

Privacy Policy

Add to Collection

No Collections

Here you'll find all collections you've created before.