Confiando plenamente

En la tarde de ayer mientras le daba la comida a mi niño, vi que él tiene plena confianza en mí. Cuando le llevaba la cuchara a la boca, él cerraba los ojos, sabiendo que lo que papi o mami le dan es bueno para su vida. Esa misma actitud debemos nosotros de tener con nuestro Padre Celestial.

 La Palabra de Dios dice en Juan 6:35,48-51 “Jesús les dijo: Yo soy el pan de la vida; el que viene a mí no tendrá hambre, y el que cree en mí nunca tendrá sed (…) Yo soy el pan de la vida. Vuestros padres comieron el maná en el desierto, y murieron. Este es el pan que desciende del cielo, para que el que coma de él, no muera. Yo soy el pan vivo que descendió del cielo; si alguno come de este pan, vivirá para siempre; y el pan que yo también daré por la vida del mundo es mi carne”. También dice en Romanos 10:8-9 “Mas ¿qué dice? Cerca de ti está la palabra, en tu boca y en tu corazón. Esta es la palabra de fe que predicamos: que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo”.

RECUERDA, LA ACTITUD QUE DEBEMOS TENER SIEMPRE EN NUESTRO DÍA A DÍA TIENE QUE SER CONFIANZA ABSOLUTA Y PLENA EN DIOS Y SU PALABRA. PARA QUE ESTE NIVEL DE CONFIANZA LLEGUE A ESTAR EN NUESTRAS VIDAS ES IMPRESCINDIBLE ACEPTAR A CRISTO JESÚS COMO REY, SEÑOR Y SALVADOR DE NUESTRAS VIDAS. ¿YA LO TIENES EN TU VIDA?

Dios te bendiga,

Luis Manuel Polanco Schott

No hay comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here