Sun, 23 February 2020

Cuando pasemos el valle de lágrimas

SALMO 84:5-6 Bienaventurado el hombre que tiene en ti sus fuerzas, en cuyo corazón están tus caminos. Atravesando el valle de lágrimas lo cambian en fuente, cuando la lluvia llena los estanques. (Reina y Valera)
¡Felices los que en ti encuentran ayuda, los que desean peregrinar hasta tu monte! Cuando pasen por el valle de las Lágrimas lo convertirán en manantial, y aun la lluvia lo llenará de bendiciones. (Dios Habla Hoy)


Existe un dicho que dice que la vida es “un valle de lágrimas”, donde pasaremos con mucho dolor para luego ir al cielo a disfrutar. Este dicho, lo único que ha logrado es crear una generación de gente fracasada, frustrada, creyendo que Dios es malo, castigador y que sólo quiere que el ser humano sufra.

El pasaje de hoy es bien claro al decir que cuando una persona tiene al Señor, como su fuerza motora, no sólo es considerado una persona bienaventurada o bendecida, sino que ellos atraviesan el valle de lágrimas y lo transforman en una fuente de bendición. Los cristianos, no estamos exentos de atravesar el valle de lágrimas, pero la historia allí no termina, pues al estar aferrados al Señor, el poder del Espíritu Santo nos da la gracia milagrosa de ver cambiada nuestra vida de valle de lágrimas en fuente de bendición. Para llegar a la fuente de bendición es necesario pasar antes por el valle de lágrimas.

La Biblia declara que los que siembran con lágrimas con regocijo cosecharán. El valle de lágrimas no es para toda la vida sino para ciertas etapas de la vida. No es un estado eterno sino circunstancial.

Tu vida hoy puede cambiar totalmente con este concepto poderoso. Si hoy tú estás en medio del valle de lágrimas, asegúrate de tener al Señor como tu fuerza pues esto define si vivirás por siempre en el valle o avanzarás hacia la fuente de bendición. ¡Avanza en el Nombre del Señor y tu vida experimentará un cambio radical!

CONFESION DE FE: POR EL PODER DE DIOS MIS VALLES DE LAGRIMAS SON TRANSFORMADOS EN FUENTE DE BENDICION

ORACION: Sólo Tu, oh Dios, tienes la capacidad para transformar mi valle de lágrimas en fuente de bendición. Gracias Señor porque Contigo siempre hay posibilidad de cambiar para mejor. Gracias, en el Nombre de Tu Hijo Amado, amén.

por Richard M. Publiese

Suscríbete, no te pierdas nuestras publicaciones.

¡Mantente actualizado... Hacemos publicaciones diariamente!

Recuerda revisar tu correo para validar suscripción!
Anterior PublicaciónVERSÍCULO BIBÍCO DIARIO – 1 Timoteo 2:5,6
Siguiente PublicaciónMostrar una sonrisa

SIGUENOS 🙂

97,602FansLike
2,400FollowersFollow
10,127FollowersFollow
1,320SubscribersSubscribe