Cuando se quiere, se puede

El devocional de hoy, quiero comenzarlo con esta frase “Cuando se quiere…” y para completar la frase nos faltaría “…se puede”. En la foto que uso podemos ver a un profesor en Kosovo enseñándole a sus únicos tres alumnos, quienes tienen que caminar muchos kilómetros diarios para llegar al lugar. La escuela de la imagen, tiene más de 60 años y no posee electricidad, ni agua, ni lugares de saneamiento. La situación es bastante extrema.

La Palabra de Dios dice en Filipenses 4:10-14 “Me alegré grandemente en el Señor de que ya al fin habéis reavivado vuestro cuidado para conmigo; en verdad, antes os preocupabais, pero os faltaba la oportunidad. No que hable porque tenga escasez, pues he aprendido a contentarme cualquiera que sea mi situación. Sé vivir en pobreza, y sé vivir en prosperidad; en todo y por todo he aprendido el secreto tanto de estar saciado como de tener hambre, de tener abundancia como de sufrir necesidad. Todo lo puedo en Cristo que me fortalece. Sin embargo, habéis hecho bien en compartir conmigo en mi aflicción”. También dice en 2da. Corintios 12:9 “Y Él me ha dicho: Te basta mi gracia, pues mi poder se perfecciona en la debilidad. Por tanto, muy gustosamente me gloriaré más bien en mis debilidades, para que el poder de Cristo more en mí”.

RECUERDA, A PESAR DE LAS ADVERSIDADES O SITUACIONES QUE PODAMOS TENER EN NUESTRO DIARIO VIVIR, DEBEMOS ENTENDER QUE SI CONFIAMOS EN DIOS TODO LO PODEMOS EN CRISTO QUE NOS FORTALECE. ES IMPRESCINDIBLE RECONOCERLE A ÉL Y SOLAMENTE A ÉL COMO ÚNICO Y SUFICIENTE SEÑOR, REY Y SALVADOR DE NUESTRAS VIDAS. ¿YA LO TIENES CONTIGO?

Dios te bendiga,

Luis Manuel Polanco Schott