De parte del príncipe (parábola)

Hermanos, teniendo libertad para entrar en el Lugar Santísimo por la sangre de Jesucristo… acerquémonos con corazón sincero, en plena certidumbre de fe.
Hebreos 10:19-22

Por medio de él… tenemos entrada por un mismo Espíritu.
Efesios 2:18

(Jesús dijo a su Padre:) Los has amado a ellos como también a mí me has amado.
Juan 17:23

Un hombre vestido pobremente se presentó ante el portal del palacio real. Pidió que le dejasen ver al rey y entregó una carta a la guardia. ¡Qué osadía! ¿Cómo se atrevió a pedir una audiencia con el rey? Un guarda tomó la carta y se la llevó al rey. Pronto regresó y dijo al hombre que el rey lo esperaba con impaciencia. ¿Qué contendría esta carta? Un sencillo mensaje escrito por el hijo del rey: «Padre, este hombre va de parte mía». El hombre fue llevado al rey, quien avanzó a su encuentro sin prestar atención a su ropa gastada.


–Majestad, vengo de un país lejano donde conocí a su hijo. Él me salvó la vida y me dijo: Vaya a ver a mi padre y entréguele esta carta. Sé que lo recibirá bien porque soy su único hijo.

–A partir de ahora siéntase como en su casa. Lo trataré como si fuera mi hijo, dijo el rey.

De la misma manera podemos acercarnos a Dios. Él es el Dios Altísimo, santo. Si dependiese de nuestra conducta, no tendríamos más posibilidades de ser admitidos en su presencia que el hombre pobre en el palacio del rey, sin su carta. El único y seguro medio para acercarnos a Dios es la obra de su Hijo por nosotros. A través de la fe en él somos dignos de ser aceptados por Dios, debido a su muy amado Hijo. Vamos a Dios de parte suya. Dios nos recibe como enviados por Jesús. Pero, además, Dios nos adopta, nos ama como su propio Hijo. ¡Así es la maravillosa gracia de Dios!

Inline image 1
Por: La Buena Semilla.

Publicador
Publicadorhttps://www.elversiculodeldia.com/
Salvo por gracia ❤ Dios es bueno y para siempre es Su misericordia!

Aquí puedes Comentar o Responder a esta Publicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Suscríbete, no te pierdas nuestras publicaciones.

¡Mantente actualizado... Hacemos publicaciones diariamente!

Recuerda revisar tu correo para validar suscripción!
Anterior PublicaciónLa unidad fundamental de la Iglesia
Siguiente PublicaciónVolverse a la luz

Más 122,000+ Lectores

Síguenos y recibe contenido fresco cada día de elversículodeldía.com