Deja que Dios cure las heridas del pasado

Dios conoce todos tus sufrimientos. Incluso las heridas más antiguas no le son ocultas, Él las conoce perfectamente, y quiere sanarte de ellas.

“Porque así ha dicho Jehová: Incurable es tu quebrantamiento, y dolorosa tu llaga” (Jeremías 30:12)

Jesús es el único que te conoce perfectamente, desde el primer día de tu vida hasta hoy. Él conoce incluso las heridas de tu infancia. Aunque hayan pasado muchos años y hayas quizá tratado por todos los medios de esconder ese dolor en los más profundo de ti, tu Padre celestial quiere aplicar un bálsamo sobre tu corazón y sanar todas esas heridas.

No tengas miedo: Su mano es dulce. No te hará ningún daño, al contrario: Él quiere sacar esa espina, quitarte ese dolor que, aun a día de hoy, en ocasiones,sigue volviendo.

Querido(a) amigo(a), confía en Él. No hay otro médico mejor que Él, ni más eficaz. ¡Él sanó mis heridas, y quiere sanar también las tuyas!

Gracias por existir,
Eric Célérier

The post Deja que Dios cure las heridas del pasado appeared first on es.Jesus.net.

Fuente Original: Deja que Dios cure las heridas del pasado