¡Déjalo atrás!

 

atras“Moisés respondió al pueblo: –No temáis; estad firmes y ved la salvación que Jehová os dará hoy, porque los egipcios que hoy habéis visto, no los volveréis a ver nunca más. Jehová peleará por vosotros, y vosotros estaréis tranquilos.”               

Éxodo 14:13-14

Dios sacó al pueblo de Israel de la esclavitud de Egipto. Los dirigió por el camino largo y los hizo acampar delante del mar. Cuando los israelitas vieron que El Faraón y su ejército venían tras ellos se alborotaron. Asustados y decepcionados le reclamaban a Moisés el haberlos sacado de Egipto y que ahora era eminente una muerte desastrosa.

Imaginemos aquella escena de caos, el mar de un lado y un gran ejercito armado del otro. Un pueblo numeroso, con niños, animales y sin armas para defenderse. Después de tantos momentos difíciles para salir de Egipto y ahora no tenían salida, era el fin.

Hay momentos en nuestra vida que Dios nos saca de situaciones que nos tenían esclavizados. Relaciones infructuosas, empleos sin progreso, enfermedades u otros semejantes; pero antes de completar la bendición final nos lleva por un camino de procesos para perfeccionar nuestro carácter a fin de que estemos preparados para recibir y conservar el premio. Evidentemente no hay mejor manera de pulirnos que a través de pruebas. Lo que determinará nuestra madures es nuestra reacción en esas situaciones difíciles que parecen no tener salida.

Bajo presión nos sentimos acorralados, tal como estaba el pueblo israelita.  Y como ellos, entramos en pánico, bajamos los brazos, nuestro mundo se viene abajo y llenos de desesperación exclamamos: – ¡Ya no hay salida! Pero recuerda que “Todo obra para bien a aquellos que aman a Dios” Romanos 8:28

El verso de hoy nos muestra cual fue la reacción de Moisés en medio de esta turbulenta situación. Su respuesta fue –No teman, manténgase firmes, que esta será la última vez que verán a los egipcios detrás de ustedes, porque Dios es quien peleará por ustedes–  ¿Pudo notar la diferencia entre la reacción del pueblo y la de Moisés? Es que Moisés estaba confiado, conocía a Dios y sabía que podía contar con Su ayuda sin importar la situación.

Si estas saliendo de una situación del pasado o tienes una crisis a tu alrededor, no pierdas la calma. Actúa como Moisés. Confía en Dios. Háblale a tu obstáculo y dile –Mi Dios es más grande que tú y es un experto abriendo el mar y derribando murallas-

Lo que te espera al cruzar será mucho mejor que lo que estas dejando atrás. No te detengas, sigue adelante y muestra una actitud de madurez frente a las crisis. Cantarás y saltarás de júbilo cuando te encuentres al otro lado del mar.

DECLARACION: Voy a cruzar el mar y el pasado quedará atrás.

Oración: Dios mío, fuerte y poderoso, en estos momentos de crisis voy a confiar en Ti más que nunca. No temeré porque Tú eres quien pelea por mí. Tú eres experto en abrir puertas donde no las hay. Estaré en calma por Cristo Jesús, Amen.

Mildred Natera
Mildred Naterahttps://www.elversiculodeldia.com
Una sierva para la gloria de Dios!

Aquí puedes Comentar o Responder a esta Publicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Anterior PublicaciónVigorosos y verdes
Siguiente PublicaciónTodo en su tiempo – Reflexion

Más 122,000+ Lectores

Síguenos y recibe contenido fresco cada día de elversículodeldía.com

Suscríbete!

Suscríbete, no te pierdas nuestras publicaciones.

YouBlessing

Log In

Or with username:

Forgot password?

Forgot password?

Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

Your password reset link appears to be invalid or expired.

Log in

Privacy Policy

Add to Collection

No Collections

Here you'll find all collections you've created before.