Desvelados en Persia

Los labios justos son el contentamiento de los reyes, Y estos aman al que habla lo recto. Proverbios 16:13

Dejamos nuestro drama la semana pasada con Amán planeando la caída de Mardoqueo. La horca había sido construida y Amán estaba feliz ya que, de una vez por todas, Mardoqueo, quien había sido una molestia constante para él, iba a ser eliminado.

Pero Dios…

Leemos esta frase a lo largo de toda la Biblia, y aunque no se menciona directamente en Ester, está implícita en los eventos que se están desarrollando.

Pero Dios tenía otros planes. Dormir es un regalo de nuestro Señor (Salmos 127:2) y Él escogió esa noche entorpecer el sueño al rey Jerjes. Él usó el insomnio de un rey para
poner en movimiento la caída de un hombre y la salvación de todo un grupo de
personas.  En lugar de pedir música relajante como solía hacer el rey Saúl (1 Samuel 16:23), Jerjes pidió que le trajeran el libro de registros.  Esto puede sonar como un libro aburrido de hechos secos, pero en realidad fue una obra muy interesante escrita en forma de poesía.

Por cuanto las crónicas fueron compuestas entre los persas, no pudo haberse presentado ante el rey una obra más instructiva e interesante; porque todas fueron escritas en versos, y generalmente eran obras de los poetas más eminentes del imperio. – El Tesoro del Conocimiento de las Escrituras.

Amo ver a Dios en los detalles. El hecho de que el rey no pudiera dormir y que terminara leyendo el relato de Mardoqueo salvando su vida, un acontecimiento sepultado bajo cinco
años de tantos otros sucesos, no fue accidente.

Si bien hay una gran historia general en Ester, también vemos historias más pequeñas tejidas a lo largo de este libro.  Historias dentro de historias.  Como hemos dicho muchas veces en este estudio vemos la salvación del pueblo judío. Pero también vemos una historia de dos hombres, Mardoqueo y Amán.  Uno es fiel, honorable y humilde, mientras que el otro es egoísta, orgulloso y deshonesto. Uno será alabado y honrado como un héroe mientras que el otro será humillado y luego asesinado como un villano.

¿No te suena familiar? ¿Puedes pensar en una historia aún más grande que sea paralela a lo que estamos leyendo? Como dice la Biblia para niños, “cada historia susurra Su nombre, el nombre de Jesús”.  La Biblia entera es el relato de una gran historia, la de la salvación del pueblo de Dios. Pero hay muchas historias pequeñas entretejidas.  Historias que
muestran la exaltación del humilde y la caída del altivo. Vemos historias que muestran las virtudes de la verdad y la fealdad del engaño, y hay historias que muestran quebrantamiento y la esperanza de que todas las cosas serán restauradas.

¿Qué historia está contando tu vida?  ¿Es la de honor, verdad y humildad o es la de engaño, orgullo y egoísmo? Estoy adivinando que vemos muchos de estos vicios y virtudes en nuestras vidas, porque vivimos en un mundo que está destruído y tiene corazones que son pecaminosos, pero afortunadamente, vemos a Dios trabajando en nosotras mientras trabajamos en Su palabra y, al igual que Mardoqueo seremos honradas por nuestra fidelidad, verdad y honor.

Buscando a Jesús,

Jen


Fuente Original: Desvelados en Persia