Tue, 18 February 2020

Devocional para Navidad – Día 2 (con audio)

Estamos en el conteo regresivo para celebrar el nacimiento de Jesús, aquel que creció en el vientre de María, que nació en Belén, creció en Nazaret, paso muchos años de vida en Cafarnaúm y murió en Jerusalén… Él es Hijo Unigénito de Dios, venido al mundo por amor, tal y como lo expresa la Palabra de Dios en Juan capitulo 2 verso 16 que dice “Porque tanto amó Dios al mundo que dio a su Hijo unigénito, para que todo el que cree en él no se pierda, sino que tenga vida eterna” (NVI)

Debemos tener claro que Jesús:

  • No tuvo origen, pues es el Padre de la eternidad.
  • No fue creado, pues es el creador del universo.
  • No empezó a existir, pues Él trajo a la existencia las cosas que no existían.

La Biblia lo describe como aquel ¡Quien fue, quien es y quien será!
Nació con una misión “mostrarnos el camino al cielo” y lo cumplió, “Él es el camino, la verdad y la vida”.
Siendo Dios, se hizo en forma de hombre para redimir a los pecadores; siendo hombre se sometió al Padre en la forma de hijo, totalmente obediente a su misión.
Se vació de su esencia para hacerse como “Rey, Profeta y Sacerdote en la forma de siervo y cordero”.

Con el título de “Rey” se le asocia con la idea de reinar y gobernar. “Es Rey de Reyes”
Como profeta nos dio la buena noticia de Su regreso y de lo que ha de suceder.
Como sacerdote cumplió para servir de sacrificio en la acción de reconciliar al hombre con el Padre.

Solo en Jesús se encuentra este triple ministerio… vino a reinar, a provocar la reconciliación con el Padre y a darnos a conocer el futuro.

Nació de mujer. Nació bajo la ley, cumplió la ley y cumplió la justicia de Dios.
Murió por nuestros pecados y resucitó para nuestra justificación.
Volvió al cielo, está a la diestra del Padre intercediendo por nosotros y volverá para buscar su iglesia.

Por todo esto es que la navidad tiene un sentido profundo, poderoso y majestuoso.
Jesús es la Navidad.

Eleva hoy allí, en el lugar en el que estás una oración, para que todos tengan la revelación de la magnitud del significado de Jesús en sus vidas.

Versículo: “Porque tanto amó Dios al mundo que dio a su Hijo unigénito, para que todo el que cree en él no se pierda, sino que tenga vida eterna.” Juan 3:16(NVI)

Buen Dia
Juan C Quintero
www.buendiatodoslosdias.com

SIGUENOS 🙂

97,598FansLike
2,369FollowersFollow
10,123FollowersFollow
1,320SubscribersSubscribe