Dios cubra Mi República Dominicana

Inline image 1

Dios cubra Mi República Dominicana


Desde que empezó a tomar forma como nación podemos notar que la República Dominicana tiene raíces profundamente cristianas, eso lo señalan sus emblemas decretados. La Palabra de Dios se encuentra en el centro del escudo y está enmarcada como Escudo de Arma para salvaguardar la Patria. La Biblia se encuentra abierta en el centro del escudo mostrando el Evangelio de Juan capitulo 8:32  diciendo: “Y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres”. Este escudo se encuentra presente en todos los documentos gubernamentales, judiciales y Fuerzas Armadas del país. En otras palabras, la Palabra de Dios está derramada en cada institución de la República Dominicana. Encima de la Biblia, se encuentra la representación de la Cruz. El escudo esta perfeccionado por una cinta azul en la cual se lee el lema: “Dios, Patria y Libertad”.


No cabe dudas que la República Dominicana le pertenece a Dios y su fundación fue dedicada a nuestro Dios Todopoderoso: Jehová de los Ejércitos es Su Nombre. La República dominicana no fue dedicada a Satanás, fue dedicada con principios cristianos que todavía prevalecen en sus gentes. Ahora mi gente, es tiempo de orar y atar el ladrón que ha querido robar la paz de la nación. Este mensaje es un clamor y si tú te considera dominicano/a quiero que te unas a interceder conmigo con la autoridad que el Señor nos ha dado en el nombre de Jesús de Nazaret. “Otra vez os digo, que si dos de vosotros se pusieren de acuerdo en la tierra acerca de cualquiera cosa que pidieren, les será hecho por Mi Padre que está en los cielos. Porque donde están dos o tres congregados en Mi Nombre, allí estoy Yo en medio de ellos” (Mateo 18:19-20 (RVR1960).


Es tiempo de interceder por nuestras familias, por nuestros jóvenes, por los matrimonios, por el gobierno y sus líderes, por los líderes políticos, por los niños, por los líderes cristianos, por las mujeres y la violencia doméstica, y por la nación en general. La República Dominicana ha invocado el Nombre de Dios desde su fundación por tanto es tiempo de humillarse para que Dios se manifieste de manera poderosa y sobrenatural en la nación. Dice el Señor; el que Es y que Era y que ha de Venir, el Todopoderoso. “Si se humillare Mi pueblo, sobre el cual Mi Nombre es invocado, y oraren, y buscaren Mi Rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces Yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra” (2 Crónicas 7:14 1960 (RVR1960). Todavía hay tiempo para volvernos a Dios, es tiempo de doblar nuestras rodillas y rendir nuestro corazón en humillación delante del Señor nuestro Dios para que nos perdones y sane nuestra tierra.


Señor, nos postramos delante de Ti para pedirte que perdone nuestros pecados porque hemos pecado contra Ti. Señor reconocemos que Tú eres Dios y no hay nadie como Tú. Padre celestial, nos volvemos hacia Ti reconociendo que Tú eres el Único que puede traernos la paz y sanar nuestra tierra. Hoy nos doblegamos ante Ti Señor, porque doblando rodillas somos más grandes. Doblando rodillas somos más que vencedores. Doblando rodillas rompemos las cadenas de violencia en este país. “Y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres”. Doblando rodillas recibimos liberación en el nombre de Jesús. Ahora pues, con la autoridad que Tú oh Dios nos ha dado cancelamos y reprendemos toda obra de satanás en el nombre de Jesús y la echamos fuera de la República Dominicana. Declaramos que el enemigo no prevalecerá contra los moradores de cada rincón Norte Sur Este y Oeste del país. En el nombre de Jesús declaramos y decretamos que el espíritu de violencia en contra de la mujer dominicana se cancela y aplicamos la Sangre de Cristo.


Cancelamos todo espíritu de delincuencia, lo atamos y lo echamos fuera de la República Dominicana en el nombre de Jesús. Señor arropa con Tu Nube a tu pueblo y declaramos que el enemigo está debajo de nuestros pies en el nombre de Jesús. Declaramos que el enemigo no tiene suerte ni parte en cada hogar. Cubrimos con Tu Manto de Protección cada matrimonio. Declaramos que cada pareja está unida por el vínculo sagrado que Dios ha establecido. Aplicamos Tu cobertura sobre cada joven en la República Dominicana, que sus pies siempre estén dirigidos hacia el bien. Que los jóvenes tengan la sabiduría de escoger lo bueno y desechar lo malo. Señor te pido que sea Tú ordenando a las amistades de cada joven, y que ellos sean sabios. Señor que mi nación no este coja, que este firme y que sea la nación que fue constituida bajo tus Estatutos. Declaramos en el nombre de Jesús que la República Dominicana se vuelve a ti. Amén.


Ahora todos juntos y en una misma voz y con la autoridad que Dios nos ha dado para atar y reprender y echar fuera todos esos males que aquejan a mi bella nación vamos a reprender, atar y echar fuera lo que está robándole la paz a muchas personas: Por favor repite conmigo y si no eres dominicano/a puedes mencionar tu país, porque yo sé que también muchos países latinoamericanos también están pasando por lo que está pasando mi país.


• Espíritu de violencia domestica tú no eres bienvenido a la República Dominicana por tanto te echamos fuera en el nombre de Jesús.


• Espíritu de violencia contra los niños te atamos y te echamos fuera por el poder de la Sangre de Cristo.


• Espíritu de pobreza tú no eres bienvenido en ningún hogar en la República Dominicana, y declaramos provisión, cielos abiertos y lluvias de bendiciones en cada hogar en el nombre de Jesús.


• Espíritu de plagas que se han querido alojar en la nación: Declaramos que la República Dominicana y el pueblo de Dios habita al abrigo del Altísimo por tanto, morará bajo la sombra del Omnipotente. Declaro en el nombre de Jesús que no le sobrevendrá mal, ni plaga tocará su morada.


• Reprendemos al ladrón, al violador, a la delincuencia, las drogas, los asesinatos y toda inmundicia que está acabando con la sociedad, no son bienvenidos en mi país por tanto lo echamos fuera en el nombre de Jesús.


• Cancelamos el espíritu de divorcio que se ha propagado como una plaga, lo ponemos bajo nuestros pies en el nombre de Jesús. Declaramos la paz de Cristo sobre cada hogar, sobre cada pareja y que el amor que se prometió al principio permanezca para siempre. “Sea bendito tu manantial, y alégrate con la mujer de tu juventud, como cierva amada y graciosa gacela. Sus caricias te satisfagan en todo tiempo, y en su amor recréate siempre” ¿Y por qué, hijo mío, andarás ciego con la mujer ajena, y abrazarás el seno de la extraña? Proverbios 5:18-20 (RVR1960).


• Declaramos que nuestro país será gobernado por hombres y mujeres que le temen a Dios y andan en integridad. Del Señor es la promoción, Él quita y pone reyes, da sabiduría a los sabios e inteligencia a los inteligentes.


• Cancelamos toda persecución del pueblo de Dios y que el Evangelio de Dios sea propagado en cada rincón de la Repúblicas Dominicana.


• Clamamos la paz sobre nuestro país en el Nombre de Jesús. Amén.


Alabar a Dios por lo que Él hará, por Su gracia y las victorias que está trayendo en la vida de Su pueblo.

Clama a Mí y Yo te responderé, y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tú no conoces” Jeremias 33:3


Por B. Flores
www.ministeriosdesanidad.org

No hay comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here