Dios no divide

 

matrimoniorotoY todos los que por causa mía hayan dejado casa, hermanos, hermanas, padre, madre, hijos o tierras, recibirán cien veces más, y también recibirán la vida eterna.”

Mateo 19:29

Voy a hablar de este versículo porque sé que muchas personas tienden a confundir la interpretación del mismo.

“Una mujer con pocos meses de convertida habla con su Pastor y le dice que ella siente el llamado de parte de Dios para ser misionera. Que está planeando dejar su esposo y sus hijos e irse a África para seguir a Cristo.”

Dios instituyó la familia y no quiere que la misma sea desintegrada ni dividida. Fíjese, si usted está casado, tiene una familia formada, Dios nunca le hará un llamado para que usted descuide ni se aparte de su familia. El llamado puede ser para  una pareja en conjunto o un hijo soltero que debe dejar el hogar paterno y emprender una vida conforme al propósito de Dios; pero nunca Dios dividirá un matrimonio.

El verso de hoy se refiere también cuando usted deja de hacer una actividad que por costumbre se realiza en familia, como una fiesta de cumpleaños o algo parecido, y decide ir a un evento para evangelizar a personas que no conocen del Señor, llevar comidas a lugares pobres, entre otros; pero recordando que usted debe tomar tales decisiones acordándolo previamente con sus seres queridos, sobre todo si en la familia hay miembros que aún no son conversos, enfatizando la importancia del mandamiento del amor al prójimo (Juan 13:34), sirviendo a otros primero que a nosotros mismos.

Muchas personas confunden  “el primer lugar de Dios” con las obras que se hacen en la iglesia; pero vamos a aclarar; una cosa es su relación íntima con Dios y otra muy diferente son las actividades que lleva a cabo la congregación.

Por supuesto que no debe justificar su falta de participación en actividades de la iglesia por las actividades familiares; pero usted no debe descuidar sus responsabilidades básicas con la familia, sobre todo si es padre o madre, pues podría dar un mal testimonio del Cristianismo y hasta podría llegar a perder el amor y respeto de sus hijos.

Aprendamos a organizar nuestras prioridades:

  1. Dios, nuestra relación íntima con El. Orar, leer la biblia, imitar a Jesus en nuestro diario vivir.
  2. Familia, esposo/a, hijos, padres, hermanos, otros parientes; en este mismo orden de importancia. Las responsabilidades que tenemos con ellos.
  3. Iglesia, nuestra participación como integrantes, nuestra entrega como colaboradores y nuestra misión como cristianos.

DECLARACION: DIOS NO DIVIDE.

Oración: Amado Padre celestial, gracias te doy por la familia que me has dado; perdóname si no he sabido organizar el orden de las prioridades en mi vida, ayúdame a colocarte en el primer lugar como te mereces y oriéntame para encontrar el equilibrio de amar y cumplir con mis deberes familiares y congregacionales, por Cristo Jesús. Amen.

-MN

Aquí puedes Comentar o Responder a esta Publicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Suscríbete, no te pierdas nuestras publicaciones.

¡Mantente actualizado... Hacemos publicaciones diariamente!

Recuerda revisar tu correo para validar suscripción!

YouBlessing

Más 122,000+ Lectores

Síguenos y recibe contenido fresco cada día de elversículodeldía.com