¡Domino el evangelio!

¡Domino el evangelio!

No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos.
Mateo 7:21

Una persona a quien le ofrecía un evangelio me respondió con un tono poco serio: «Ah, ¡domino el evangelio, lo conozco muy bien!». ¿A qué se refería con ello? ¿Su conocimiento del evangelio estaba acompañado por una verdadera fe? No lo sé, pero para mí la fe no se limita a un conocimiento intelectual, sino que concierne a toda nuestra vida, nuestra conciencia, nuestra voluntad, nuestros pensamientos, nuestro corazón. No podemos dominar el evangelio tal como lo hacemos con un curso de historia o de matemáticas. Una amiga, hablando de su conversión a Cristo, me decía: «Antes leía la Biblia como un libro de historia, pero ahora es para mí un libro vivo».

La palabra evangelio significa «buena noticia»: Dios salva a todo el que cree en el Señor Jesús. Cuando recibo una buena noticia, la creo y me alegro, o no la creo y me deja indiferente.

Creed en el Evangelio”. Esta es la exhortación del Señor Jesús trasmitida por los evangelistas (Mateo, Marcos, Lucas y Juan), quienes escribieron los cuatro libros de la Biblia concernientes a la persona y vida de Jesús. Él es el Hijo de Dios, también es el hombre perfecto, lleno de gracia, que vivió haciendo bienes.

Creer en el Evangelio es creer en Jesús, quien murió por nuestros pecados, es creer en su triunfo sobre la muerte mediante su resurrección. Es aceptar que fue mi sustituto llevando en la cruz la condenación que yo merecía debido a mis pecados. Ahora Dios ofrece gratuitamente un lugar en su cielo a todos los que creen, pues hizo de ellos sus amados hijos. 

¡Hizo todo eso por nosotros!

Inline image 1
Por: La Buena Semilla.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here