El horno de fuego

1a PEDRO 1:6-7 “Por esta razón están ustedes llenos de alegría, aun cuando sea necesario que durante un poco de tiempo pasen por muchas pruebas. Porque la fe de ustedes es como el oro: su calidad debe ser probada por medio del fuego. La fe que resiste la prueba vale mucho más que el oro, el cual se puede destruir. De manera que la fe de ustedes, al ser así probada, merecerá aprobación, gloria y honor cuando Jesucristo aparezca.”(DHH)

Un visitante visitaba una gran fábrica de cerámica, cuando notó a una chica que, con gran esmero, pintaba una fina pieza de alfarería. Se acercó para notar mejor el trabajo y pudo apreciar el fino trazo de su mano experta.

Entonces le preguntó: -“Este dibujo es muy fino ¿No tienes temor que el mínimo roce de tus dedos pueda dañar el esmalte hasta que la obra se seque?”-.

-“No”-, dijo la muchacha. -“Este vaso, no bien es acabado aquí, se introduce en un horno muy caliente. El fuego hace que el esmalte se seque rápidamente y se quede adherido a la cerámica de tal manera que nunca más podrá borrarse. Una obra tan delicada necesita de mucho fuego para que no pierda su estética.”

¿Sabes? Lo mismo sucede cuando DIOS hace pasar tu vida por situaciones donde sientes lo abrasivo del caso, lo sofocante de la prueba. Pero es justamente ese calor lo que forja y fija en tí los más altos perfiles del carácter que DIOS desea producir en tu vida. La hermosa inscripción del cielo queda estampada en nuestras personas eternas.

Dice el apóstol Pedro en su carta, 1: 6,7 “Por esta razón están ustedes llenos de alegría, aun cuando sea necesario que durante un poco de tiempo pasen por muchas pruebas. Porque la fe de ustedes es como el oro: su calidad debe ser probada por medio del fuego. La fe que resiste la prueba vale mucho más que el oro, el cual se puede destruir. De manera que la fe de ustedes, al ser así probada, merecerá aprobación, gloria y honor cuando Jesucristo aparezca.”.

La fe es más importante que el momento de la prueba en sí. El fuego es sólo una herramienta más en el proceso de acabado de las finas piezas que DIOS quiere hacer.

Debes saber que la dificultades no son un fin en sí, sino un medio, el fin eres tú: tu carácter, tu temperamento, tu paciencia, tu perfil eterno.

Esta vida es la antesala de la eternidad y si no sabes digerir las dificultades con esta óptica, necesitas urgentemente la asistencia divina que viene a través del conocimiento de Jesús.

ORACIÓN: Señor, mi DIOS. Gracias porque por medio de las pruebas me ayudas a ser cada día mejor. En el nombre de Cristo, amén.

por RITCHIE PUGLIESE

Mildred Natera
Mildred Naterahttps://www.elversiculodeldia.com
Una sierva para la gloria de Dios!

Aquí puedes Comentar o Responder a esta Publicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Anterior PublicaciónPENSAMIENTO DIARIO – VICTORIA
Siguiente PublicaciónProximamente…

Más 122,000+ Lectores

Síguenos y recibe contenido fresco cada día de elversículodeldía.com

Suscríbete!

Suscríbete, no te pierdas nuestras publicaciones.

YouBlessing

Log In

Or with username:

Forgot password?

Forgot password?

Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

Your password reset link appears to be invalid or expired.

Log in

Privacy Policy

Add to Collection

No Collections

Here you'll find all collections you've created before.