Hijo mío, está atento a mis palabras; inclina tu oído a mis razones.


El crecimiento espiritual requiere tiempo y no
  sucede rápidamente. Pero podemos maximizar
 nuestro crecimiento al prestarle atención diaria a
los detalles que son nuestra responsabilidad.
Y un detalle muy importante y enriquecedor
 es la lectura de la palabra de Dios.

Hijo mío, está atento a mis palabras;
inclina tu oído a mis razones.
Proverbios 4:20

 

Aquí puedes Comentar o Responder a esta Publicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Más 122,000+ Lectores

Síguenos y recibe contenido fresco cada día de elversículodeldía.com

Suscríbete!

Suscríbete, no te pierdas nuestras publicaciones.

YouBlessing

Log In

Or with username:

Forgot password?

Forgot password?

Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

Your password reset link appears to be invalid or expired.

Log in

Privacy Policy

Add to Collection

No Collections

Here you'll find all collections you've created before.