El pensamiento del Día

Decimos que amamos a nuestro prójimo.  
¿Pero realmente lo amamos?  ¿Lo ayudamos
cuando está en una necesidad? Puede
 ser ayuda financiera, apoyo emocional
o simplemente escuchándolo
cuando tenga deseos de hablar.

Sirvan de buena gana, como quien sirve al Señor y no
a los hombres, sabiendo que Dios recompensará
a cada uno por el bien que haga.
Efesios 6:7-8