El pensamiento del Día

Como un pez fuera del agua no tiene vida,
así nosotros si queremos tener vida debemos
 permanecer en la fuente de vida eterna,
Nuestro Señor Jesus.
       

Esto es precisamente lo que nos
 ha prometido Jesucristo: la vida eterna.
1era de Juan 2:25