El pensamiento del Día

Amado Dios, ayúdanos a entender que a
 medida que trabajamos juntos hacia una
meta en común, seremos más fuertes y
 logremos más que sí trabajamos solos.

Esto es para ser mutuamente confortados
 por la fe que nos es en común a vosotros y a mí.
Romano 1:12

Anterior PublicaciónPerseguía su propia cola
Siguiente PublicaciónLas manos asombrosas de Dios