El pensamiento del Día

 

¿Sabías tú que creer en Dios no es lo mismo
que creerle a Dios?

Creer en Dios es estar seguro de que El existe.
Pero creerle a Dios es convencerse de que cuando
 El promete algo, lo va a cumplir.  Por ejemplo:

Venid a mí todos los cansados y cargados
 y YO los haré descansar.  
Mateo 11:28