Bienaventurado el hombre que tiene en ti sus fuerzas, en cuyo corazón están tus caminos

 

Cuando creemos que no tenemos fuerzas,
que ya nada tiene remedio; confiemos en el
dador de la vida.
Bienaventurado el hombre que tiene en ti sus fuerzas,
en cuyo corazón están tus caminos.  Atravesando el valle
 de lágrimas lo cambian en fuentes, cuando la lluvia
llena los estanques; Irán de poder en
 poder y verán a Dios.
Salmo 84: 5-7

 

Aquí puedes Comentar o Responder a esta Publicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Suscríbete, no te pierdas nuestras publicaciones.

¡Mantente actualizado... Hacemos publicaciones diariamente!

Recuerda revisar tu correo para validar suscripción!
Anterior PublicaciónPENSAMIENTO DIARIO –LA MENTE
Siguiente PublicaciónTú Dices…

Más 122,000+ Lectores

Síguenos y recibe contenido fresco cada día de elversículodeldía.com