El Poder de la Palabra de Dios

¡Las palabras de Dios son poderosas! Conocemos esta verdad, ¿cierto? Pero, ¿realmente comprendemos cuán poderosas son? Creo que si lo hiciéramos, valoraríamos más estar en Su Palabra y la saborearíamos más en nuestros corazones. Quiero decir, cuando nos detenemos y contemplamos el verdadero poder de las palabras de Dios, ¿cómo podemos dudar de Él? ¿Cómo podemos no creer Sus promesas?

La Biblia nos dice que Dios habló a nuestro
mundo para que existiera. HABLÓ. De todas las diferentes formas en que Dios
podría haber creado los cielos y la tierra, eligió hacerlo con palabras. Dios
tomó lo que no era nada y habló vida, y de esas poderosas palabras sacó luz de
la oscuridad.

“Y dijo Dios: “Sea la luz, y fue la luz.”Génesis 1:3

Una y otra vez en Génesis 1, leemos:
“Y dijo Dios…” y, a través de Sus palabras, creó estrellas y
galaxias, animales y humanos. Sus palabras establecieron límites entre el agua
y la tierra, y crearon impresionantes bellezas y maravillas de la nada vacía.
Él habló hacia la tierra y todo lo que creó y dijo que era bueno.

Al leer Génesis 1, aprendemos que las
palabras de Dios son poderosas, y son importantes. ¡¿No es sorprendente cómo el
mismo Dios que puede crear un universo también ha elegido hablarnos
directamente?!

¿Y sabes qué? Las palabras de Dios no solo
son poderosas, sino que también son importantes. Tan importantes, de hecho, que
nunca pasarán.

“El cielo y la tierra pasarán, pero
mis palabras no pasarán”. Mateo 24:35

Las palabras de Dios son permanentes; son
para siempre; resistirán la prueba del tiempo.

…Todos los hombres son como la hierba, y toda su gloria es como las flores del campo; la hierba se seca y las flores caen, pero la palabra del Señor permanece para siempre.”

1 Pedro 1: 24-25

Las únicas cosas que durarán para siempre son las Palabras de Dios y la vida eterna con Él. En un tiempo en el que la santidad de la Palabra de Dios se ignora cada vez más, necesitamos volver a colocar la Biblia en su lugar apropiado en nuestras vidas. Ayudar a otros, cavar pozos de agua, alimentar a los pobres, cuidar a los enfermos… esas son todas buenas obras que Dios usa poderosamente para revelar, restaurar y redimir a Su pueblo, pero no son un sustituto o de ninguna manera más significativo que las personas estén en la Palabra de Dios. Es a través del poder de la Palabra de Dios que las vidas cambian, no por nuestras obras de caridad.

Al comenzar este poderoso estudio, primero
debemos darnos cuenta del poder de las palabras que estamos a punto de leer y
comprender Quién está detrás de ellas. Nuestros versículos de hoy ilustran no
solo la importancia que Dios le ha dado a Sus palabras, sino también el poder
dentro de ellas.

Las
palabras de Dios son un regalo… y son importantes.

Cuando Jesús estaba en el desierto en Mateo
4: 1-11 y Satanás lo estaba tentando, ¿cómo peleó Jesús? No con fuerza
sobrenatural, sino a través del poder de la Palabra de Dios. Necesitamos hacer
lo mismo.

Las palabras de Dios son importantes, son
poderosas y sí, importan.

Hablemos: ¿Cómo ha impactado la Palabra de Dios tu vida?

Ama a Dios Grandemente

Desafío de la semana 1: Las palabras son poderosas. Sé intencional esta semana con las palabras que hables. Proponte hablar cada día palabras que beneficien positivamente a la persona que las recibe.

Traducido por Joanna Pérez de Merino

___________

Semana 1- Plan de lectura

semana 1- Versiculo a Memorizar

_________________

Estamos muy emocionadas de comenzar nuestro estudio el lunes 12 de agosto y felices de que nos acompanes, así que si todavía no has confirmado tu participación, por favor dirígete a nuestra página de facebook o instagram y no dejes de acompañarnos.

https://www.facebook.com/AmaaDiosLGGespanol/

https://instagram.com/amaadiosgrandemente?igshid=rn0lvglw0wd8

Advertisements



Fuente Original: El Poder de la Palabra de Dios