¿En prisión o en la libertad?

Varios años atrás en la casa de mis padres había un par de pericos enjaulados. Sus nombres eran Piolín y Silvestre. En cuanto a cuidado y alimentación no podía haber queja. Mi madre los cuidaba y protegía mucho. Su cuidado era tanto que un día se salieron de la jaula en horas de la mañana y ya en la tarde oyendo a mi madre llamarlos entraron nueva vez a la jaula por cuenta propia. Prefirieron renunciar a la libertad por mantener el cuidado y alimentación seguros.

La Palabra de Dios dice en Gálatas 5:1 Para libertad fue que Cristo nos hizo libres; por tanto, permaneced firmes, y no os sometáis otra vez al yugo de esclavitud”. También dice en 2da. Corintios 3:17 “Ahora bien, el Señor es el Espíritu; y donde está el Espíritu del Señor, hay libertad”. Además dice en Juan 8:32,36 “Y conoceréis la Verdad, y la Verdad os hará libres. (…) Así que, si el Hijo os hace libres, seréis realmente libres”.

RECUERDA, PIOLÍN Y SILVESTRE PREFIRIERON ESTAR PRESOS O ENJAULADOS EN VEZ DE ACCEDER A SU LIBERTAD. NOSOTROS DEBEMOS VENIR A CRISTO Y OBTENER LA VERDADERA LIBERTAD Y ASÍ DEJAR DE SER ESCLAVOS DEL PECADO. NO ACEPTEMOS QUE UN PLATO DE LENTEJAS SUSTITUYA NUESTRO PROPÓSITO O NUESTRA VIDA CONSAGRADA AL SEÑOR. ¿YA TIENES A CRISTO JESÚS EN TU VIDA?

Dios te bendiga,

Luis Manuel Polanco Schott

Aquí puedes Comentar o Responder a esta Publicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Suscríbete, no te pierdas nuestras publicaciones.

¡Mantente actualizado... Hacemos publicaciones diariamente!

Recuerda revisar tu correo para validar suscripción!
Anterior PublicaciónRemedio para los problemas conyugales
Siguiente PublicaciónLos segundos cuentan

Más 122,000+ Lectores

Síguenos y recibe contenido fresco cada día de elversículodeldía.com