Entreguemosla al Señor

Entreguémosla al Señor.

A ti, Señor, elevo mi alma. Salmos 25: 1

Nuestra alma es la más difícil de disciplinar; nunca quiere. Ella desea todo lo que nuestro espíritu no quiere, acondicionando nuestras emociones y pensamientos hasta hacernos prisioneros.

No podemos permitir que nos domine y tome el control, anulando nuestra vida espiritual, hasta secarnos y dejarnos estériles. Debemos tomar la autoridad y sujetarla a nuestro espíritu para que siempre esté dispuesta a obedecer. Así como Débora le dio una orden a su alma cuando estaba en la guerra, y le dijo: “Marcha, alma mía, con poder”.

Entreguémosla al Señor para que Él gobierne por encima de todas las cosas y podamos disfrutar una vida llena del espíritu: alabando, danzando, orando y ayunando, con gozo, alegría y júbilo todos los días. En cada guerra habrá una victoria por un alma que no se rinde, sino que actúa a la voz del espíritu.

Pastora Montserrat BogaertSalmos 25- 1

Aquí puedes Comentar o Responder a esta Publicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Anterior Publicación#Salmos 103:13 #RVR60 / @ibcrd
Siguiente PublicaciónCaminos misteriosos


Más 122,000+ Lectores

Síguenos y recibe contenido fresco cada día de elversículodeldía.com

Suscríbete!

Suscríbete, no te pierdas nuestras publicaciones.

YouBlessing

Log In

Or with username:

Forgot password?

Forgot password?

Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

Your password reset link appears to be invalid or expired.

Log in

Privacy Policy

Add to Collection

No Collections

Here you'll find all collections you've created before.