Escojo Vivir

“El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir; Yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia (Juan 10:10). Yo Soy el buen Pastor; el buen pastor su vida da por las ovejas.” Jesucristo derramó Su preciosa Sangre por amor a nosotros, esta es la mejor promesa que nuestro Dios nos puede dar: La salvación y la vida eterna.

¿Entonces porque algunos no quieren vivir? ¿Por qué algunos terminan quitándose la vida? El suicidio no viene de Dios porque Dios es vida, en cambio, el enemigo es muerte.

Llamamos Suicidio a aquella acción por la cual una persona acaba con su propia vida. La clasificamos como conducta autodestructiva porque esa acción puede conducir verdaderamente a la muerte o puede ser un intento, pero siempre existe una intención letal. Cuando una persona tiene una intención de suicidio su enfoque es solo hacia ese propósito, no piensa en el sufrimiento que puede causarle a su mamá, su papá, su hermanos, tíos, abuelos, primos, amistades y vecinos. Su única intención es acabar con el sufrimiento, la carga o el problema, porque su visión de túnel no permite ver otras posibles salidas.

¿Qué es una visión de túnel?

La visión de túnel es una oscuridad profunda, es un estancamiento confuso y oscuro que no permite que la persona avance y eso no es de Dios. En esa desesperación la persona puede sentirse como que está en el foso más profundo, en el lodo y sin esperanzas. En medio de la desesperación piensa que no hay salida ni escapatoria para resolver el problema. Jesús es tu salida, Él es tu esperanza y tu luz para alumbrar la oscuridad en que te encuentras. Dios te ama aun en medio de la tormenta, Él es un Dios grande y no hay nada imposible para Él (Lucas 1:37). No te quedes en la oscuridad del túnel, prosigue, muévete que al final podrás ver la claridad del problema.

Nos aproximamos a la época navideña donde muchos andan de aquí para allá y de allá para acá. La época navideña es un tiempo hermoso y el verdadero significado es Jesús. Muchos han cambiado el significado de lo que es la Navidad. La comercialización, las compras de regalos caros, opacan lo que es verdaderamente la Navidad. En medio de la comercialización y compras de regalos, encontraremos muchas personas tristes porque no poseen nada para regalar debido a la falta de trabajos. Otras se sienten tristes porque sus seres queridos se encuentran en tierras lejanas y no pueden viajar, mientras otras personas se sienten tristes por algún ser querido que falleció o hay alguien enfermo en la familia. Son tantas las necesidades que existen y dentro de esas necesidades, hoy el Señor te exhorta a que confíe en Él aun en medio de la tormenta y necesidades.

Hoy el Señor viene a recordarte que te ama con amor Eterno, como también viene a cambiar tu mente y corazón. Levántate joven y renueva tu mente con la Palabra de Dios, no escuche al enemigo, el solo quiere destruirte en cambio Jesús viene a salvarte y darte una vida prospera y abundante. Jesucristo te quiere salvar y darte vida eterna. Tal vez te sientes esclavo en los vicios, en depresión y ansiedad o tal vez te encuentras atrapado en un pasado de dolor. Quizás te han despreciado y te han hecho creer que eres nadie. Hay buenas noticias para ti: Aunque el mundo no quiera saber de ti, y te han despreciado, Dios nunca te ha despreciado. Dios tiene Planes Eternos para tu vida y Jeremías 29:11 lo dice: “Porque Yo sé muy bien los planes que tengo para ustedes —afirma el Señor—, planes de bienestar y no de calamidad, a fin de darles un futuro y una esperanza”. Dios tiene Planes de bienestar para tu vida solo tienes que créelo por fe. Levántate joven, tú no eres cualquier cosa, eres altamente estimado (a) por Dios. No les haga caso a los comentarios negativos que las gentes dicen de ti. Entrégale tus cargas al Señor y Él peleará por ti, no temas y aliéntese tu corazón. Busca ayuda de Dios, busca consejería cristiana, acércate a una mujer o a un hombre de fe, ellos intercederán en oración por ti. Habla con alguien de la familia que puedas confiar, pero no te quedes encerrado (a) en tus propios pensamientos. Habla con Dios, cuéntale cómo te siente y verás que Él te dará la paz que necesita ahora mismo. La misericordia de Dios es tan grande que,

Si confesamos nuestros pecados, Él es Fiel y Justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad” (1 Juan 1:9 (RVR1960).

La Navidad se acerca y un Nuevo Año se aproxima. Es tiempo de proseguir hacia adelante sin mirar hacia atrás, enfoquémonos al Plan que Dios tiene para cada uno de nosotros. El Plan de Dios es vida y tenemos que celebrar. Tu y yo tenemos muchas razones para celebrar cada día por lo que Dios está haciendo y hará en nuestras vidas. Celebremos el Nacimiento Glorioso de Jesús, el Unigénito Hijo de Dios. Su Nacimiento nos anuncia un Nuevo Pacto entre Dios y Su pueblo, tú no estás solo, Dios estás con nosotros. “He aquí, una virgen concebirá y dará a luz un hijo, y llamarás su Nombre Emanuel, que traducido es: Dios con nosotros” (Mateo 1:23 (RVR1960). Joven Jesucristo está contigo, Él es la luz que alumbra tu camino. “El pueblo que andaba en tinieblas vio gran luz; los que moraban en tierra de sombra de muerte, luz resplandeció sobre ellos. Isaías 9:2 (RVR1960). ¡Jesucristo es vida! Joven, Dios te trajo para poseer Su gracia y Su favor, tú eres un hombre de propósitos eternos, tú eres una mujer de propósitos. El enemigo quiere asfixiarte con sus mentiras, pero para Dios, no hay NADA imposible. Tu tiene mucho que ofrecerles a las personas que están pasando por los mismos problemas que tú. Levántate y sirve de instrumentos para ayudar y animar aquellos que están en el túnel. Pídele perdón a Dios y resplandece porque grandes cosas maravillosas tiene Dios para ti. Tú no estás solo (a), Dios estás contigo, no temas y aliéntese tu corazón.

“Cuando pases por las aguas, Yo estaré contigo; y si por los ríos, no te anegarán. Cuando pases por el fuego, no te quemarás, ni la llama arderá en ti” (Isaías 43:2 (RVR1960).

Tu vida le pertenece a Dios, es tiempo de entregársela por completo. Tú eres una vasija en sus manos. Quizás ahora tu vasija está vacía y cargada de problemas, es el momento que le permita a Dios que restaure tu vasija. Pídele perdón y verás el poder del Espíritu Santo obrando en tu vida. Pídele que renueve tu mente y que te saque del camino en que te encuentras. No permanezca en esa oscuridad, sacúdete y se libre en el nombre de Jesús. La sangre de Cristo tiene poder.
Jesús te ofrece la oportunidad de ser salvo, la salvación es vida eterna. Aceptar a Jesús como tu Salvador espiritual significa las puertas abiertas para tu destino. Sin la guía de Él, no podrás llegar a la meta final. Cuando tú acepta a Jesús como tu Salvador personal, y comienza a buscarlo en espíritu y en verdad con todo tu corazón diariamente; Él empezará a revelar Su propósito para tu vida, cambiando tus lamentos en baile. Si te has decidido aceptar a Dios y de Su Palabra, repite esta oración conmigo, te aseguro que todo cambiará en tu vida.

Señor Jesucristo, vengo a Ti así como soy, un pecador (a) me arrepiento de todos mis pecados, límpiame de toda maldad, renuncio a Satanás, y a todas sus mentiras. Reconozco que eres el Hijo de Dios y que moriste por mí. Señor yo me entrego a Ti por completo, entra a mi corazón. Te acepto como mi Señor y Salvador. Escribe mi nombre en el Libro de Vida y lléname con tu Espíritu Santo. Amén.

Por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y habiendo acabado todo, estar firmes. Estad, pues, firmes, ceñidos vuestros lomos con la verdad, y vestidos con la coraza de justicia, y calzados los pies con el apresto del evangelio de la paz. Sobre todo, tomad el escudo de la fe, con que podáis apagar todos los dardos de fuego del maligno. Y tomad el yelmo de la salvación, y la espada del Espíritu, que es la palabra de Dios; orando en todo tiempo con toda oración y súplica en el Espíritu, y velando en ello con toda perseverancia y súplica por todos los santos;
Efesios 6:13-24 (RVR1960)
Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a Su Hijo Unigénito, para que todo aquel que en Él  cree, no se pierda, mas tenga vida eterna. Juan 3:16 (RVR1960)
“No he de morir; he de vivir para proclamar las maravillas del Señor” (Salmos 118:17).

www.ministeriosdesanidad.org



Fuente Original: Escojo Vivir

Aquí puedes Comentar o Responder a esta Publicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Más 122,000+ Lectores

Síguenos y recibe contenido fresco cada día de elversículodeldía.com

Suscríbete!

Suscríbete, no te pierdas nuestras publicaciones.

YouBlessing

Log In

Or with username:

Forgot password?

Forgot password?

Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

Your password reset link appears to be invalid or expired.

Log in

Privacy Policy

Add to Collection

No Collections

Here you'll find all collections you've created before.