Frente al rechazo

Jrechazo a la palabraUAN 1:11-12 “A lo suyo vino, y los suyos no le recibieron. Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de DIOS”

 

Cuando sentimos el golpe de un gran rechazo, como la traición de un amigo cercano, la herida causada por un familiar o la infidelidad de una pareja, puede que nos preguntemos si alguna vez volveremos a encontrar a alguien que nos ame. En nuestro intento de encontrarle sentido a nuestro dolor, podemos ser tentados a responder al rechazo en maneras destructivas:

 

  • El desprecio a uno mismo, significa que asumimos la total responsabilidad del fracaso de la relación. Nos preguntamos: ¿qué pasa conmigo que hace que las personas me dejen? ¿Acaso hay algo tan repulsivo en mí que nadie me puede amar?
  • El desprecio a los demás, hace a los demás totalmente responsables del desmoronamiento de la relación. Los vemos como malos. Los descartamos con la oración: «Todo es culpa suya.»
  • El desprecio a DIOS, lo culpa de nuestro dolor. Razonamos que si ÉL tiene el control de nuestra vida y nos ama, entonces debió habernos protegido de esa experiencia desgarradora.

 

Al principio, el desprecio a nosotros mismos, a los demás y a DIOS parece funcionar bien. Creemos que nos ayuda a mantener una fachada de que tenemos todo bajo control porque hemos «explicado» la razón del dolor. Pero la respuesta no debe ser ninguna forma de desprecio. Más bien necesitamos acercarnos a DIOS, pues «cercano está el SEÑOR a los quebrantados de corazón, y salva a los abatidos de espíritu» (Salmo 34:18).

Sólo entonces comenzaremos a pasar por el proceso de lamentar una pérdida, porque nos hace quebrantarnos delante de DIOS, llorar a gritos, y esto nos abre a Su proceso sanador. Puede que no te sientas motivado a hacerlo así al principio, pero la sanidad comienza cuando enfrentamos la tristeza y la decepción.

 

Nuestro Señor y Salvador Jesucristo, es un ejemplo de rechazo; la mayoría de escribas, de fariseos o de autoridades de aquel tiempo lo rechazaban y no aceptaban que ÉL fuera el Cristo. Aun fue rechazado por los suyos, por sus amigos, pero Jesucristo lejos de desanimarse por el rechazo que recibía, cumplió a cabalidad el mandato de Su Padre Celestial.

 

Definitivamente DIOS no te ha llamado a sentirte rechazado por aquellos que te han traicionado, al contrario DIOS quiere hacerte libre de ese sentimiento negativo que puede estar causando daño a tu vida. Él puede actuar de diferentes formas y solucionarlo, pero lo primero que DIOS quiere que tú recuerdes es que tú eres importante para ÉL (“No me escogieron ustedes a mí, sino que yo los escogí a  ustedes y los comisioné para que vayan y den fruto, un fruto que perdure. Así el Padre les dará todo lo que le pidan en mi nombre.” Juan 15:16).

Cuando tú reconoces esto, te darás cuenta de que no es poca cosa ser importante para DIOS, pues si Jesús dio Su vida por ti, eso quiere decir que vales la sangre de Cristo y que DIOS jamás te rechazará. Si tú no quieres aceptar esta verdad, difícilmente podrás salir de ese hoyo llamado “rechazo”. DIOS te ama y vales la sangre de Su único Hijo; si todos te rechazan, DIOS nunca lo hará, ¿Por qué no dejas que ÉL entre en tu corazón y cambie tu sentimiento de rechazo en un gozo perpetuo?

 

Las respuestas destructivas al dolor del rechazo pueden dejarnos desprovistos de todo gozo, paz y amor. Responder al rechazo de una manera saludable lamentándonos y quebrantándonos delante de DIOS puede fortalecer nuestro carácter, profundizar nuestra fe y permitirle cambiar y sanar nuestro corazón. Podemos aprender a abrazar la esperanzadora realidad de que DIOS nos oye y que finalmente nos librará del rechazo desgarrador.

 

ORACIÓN: Padre Celestial, gracias Te damos porque Tú no nos desamparas y estás permanentemente a mi lado. Gracias Señor por las muestras de Tu amor… En el nombre de Cristo, amén.

 

Mildred Natera
Mildred Naterahttps://www.elversiculodeldia.com
Una sierva para la gloria de Dios!

Aquí puedes Comentar o Responder a esta Publicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Anterior PublicaciónTenemos que estar alertas y no dejarnos confundir
Siguiente PublicaciónCorazones sanos

Más 122,000+ Lectores

Síguenos y recibe contenido fresco cada día de elversículodeldía.com

Suscríbete!

Suscríbete, no te pierdas nuestras publicaciones.

YouBlessing

Log In

Or with username:

Forgot password?

Forgot password?

Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

Your password reset link appears to be invalid or expired.

Log in

Privacy Policy

Add to Collection

No Collections

Here you'll find all collections you've created before.