Fruto, más fruto, mucho fruto

 

podarFRUTO, MÁS FRUTO, MUCHO FRUTO

Charles Stanley

JUAN 15: 8 En esto se muestra la gloria de mi Padre, en que den mucho fruto y lleguen así a ser verdaderos discípulos míos.”

JUAN 15: 16  Ustedes no me escogieron a mí, sino que yo los he escogido a ustedes y les he encargado que vayan y den mucho fruto, y que ese fruto permanezca. Así el Padre les dará todo lo que le pidan en mi nombre.”

Charles Stanley relata:

“Viví durante un tiempo en las montañas de Carolina del Norte, en un lugar que era conocido como Fruitland (“tierra de la fruta”). El sitio tiene ese nombre por ser una tierra de manzanas. Una vez fui a visitar a un miembro de mi iglesia que vivía allí, y su esposa me dijo que estaba en el huerto, podando los árboles.

Así que me fui a observar lo que estaba haciendo. Sin saber por qué lo hacía, le dije: “Va a matar ese árbol”. Se volvió para mirarme, y me dijo: “Encárguese usted de la predicación. Yo me encargo de la poda”. Después me enteré de que, para producir una buena cosecha, las ramas de los árboles tenían que ser podadas.

Es una lección que nunca he olvidado, porque también se aplica a nuestra vida espiritual. A veces, dudamos del amor de DIOS cuando los tiempos malos nos golpean y estamos adoloridos. Pero lo que el Señor está haciendo, en realidad, es podándonos para que podamos dar fruto de calidad; después vuelve a podarnos para que demos más fruto, y finalmente nos poda otra vez para que demos mucho fruto. Si una rama sigue creciendo sin ser recortada, aparecerán muchos brotes pequeños que le quitarán la savia que la sustenta.

Las cosas pequeñas de la vida pueden ser como esos brotes, frustrando nuestra capacidad de fructificar.

Algunas veces permitimos que nuestra bondad dependa de cómo nos sentimos cuando nos despertamos por la mañana; podemos dejar que se desarrolle un mal hábito; o tal vez permitimos que nuestra paz se vea empañada por nuestras circunstancias.

Pero si aceptamos la poda de DIOS con la actitud correcta, la savia del Espíritu Santo desarrollará el fruto en nuestra vida.

 

ORACIÓN: Gracias Padre Celestial por este nuevo día que me das y por las experiencias gozadas. Gracias a las bendiciones que tu derramas sobre mi y mi familia en todo momento. Señor te pido que me podes para que pueda dar fruto, mucho fruto y del bueno. En el nombre de Cristo, amén.

Mildred Natera
Mildred Naterahttps://www.elversiculodeldia.com
Una sierva para la gloria de Dios!

Aquí puedes Comentar o Responder a esta Publicación

1 Comentario

  1. GRACIAS PADRE , POR SER MI DIOS Y MI REY, enseñame a vivir conforme a tus mandamientos y asi poder dar frutos buenos . Te lo pido en el nombre de TU HIJO AMADO CRISTO JESÚS AMEN

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Anterior PublicaciónOrar a Dios
Siguiente Publicación#Salmos 71:22 #RV60 / @ibcrd

Más 122,000+ Lectores

Síguenos y recibe contenido fresco cada día de elversículodeldía.com

Suscríbete!

Suscríbete, no te pierdas nuestras publicaciones.

YouBlessing

Log In

Or with username:

Forgot password?

Forgot password?

Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

Your password reset link appears to be invalid or expired.

Log in

Privacy Policy

Add to Collection

No Collections

Here you'll find all collections you've created before.