Jesus Sana heridas del alma

Jehová Dios mío, a Ti clamé, y me sanaste”. Salmos 30:2 (RVR1960

Los médicos especialistas del corazón realizan diferentes tipos de operaciones entre las que se encuentran la reparación de fallas cardíacas, la reparación y renovación valvular, la revascularización transmiocárdica, la reparación de aneurismas, los trasplantes de corazón y las que todos conocemos como el bypass coronario. En todos estos procedimientos, el paciente recibe anestesia general, lo que certifica que esté dormido y no sienta dolencia durante la intervención quirúrgica. Luego el cirujano procede para abrir sacar o reparar lo dañado y finalmente cerrar la herida física.

Los doctores antes de la operación anestesian a los pacientes, es ahí donde el Espíritu Santo nos quiere hablar hoy en esta corta reflexión. El médico te anestesia y luego te duerme para proceder con la operación, en cambio, el Espíritu Santo no te anestesia cuando te opera. Él quiere que durante el proceso tú estés despierto y no dormido para que puedas ver y testificar Su obra maravillosa en ti.

El Todopoderoso quiere que tú veas la transformación que Él va a hacer en ti, Dios quiere que mires y testifique Su poder y Su amor. El médico opera y saca, en cambio Jesús el Cirujano de cirujanos, es el Médico que opera y sana por completo toda las enfermedades y heridas del alma.

Él viene a sanarte y vendar todas tus heridas para que puedas vivir para Su gloria y honra. Hoy el Espíritu Santo de Dios viene a realizar una cirugía en ti, Él viene a repararnos y renovarnos porque nos ama y desea que vivamos una vida victoriosa y de bienestar. Durante la intervención, Él quiere que estemos despiertos y no dormidos para ser testigo de Sus Milagros.

Si tus heridas están abiertas y siente un gran dolor, deja que el Espíritu Santo sea tu Cirujano que sane y cierre tus heridas. El Espíritu Santo de Dios nos dice: “Yo quiero que este bien y con los ojos abiertos porque la transformación que voy hacer sanando tus golpes va ser preciosa, quiero que la mire, quiero que mire Mi poder y Mi amor”.

Jesús tiene el poder para sanarnos y restaurarnos. “Él herido fue por nuestras transgresiones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre Él, y por Su llaga fuimos nosotros curados” ( Isaías 53:5).  El Padre Celestial, tiene todas las respuestas que estás buscando. Él sana a los quebrantados de corazón, y venda sus heridas” (Salmos 147:3).

Él te dice: “Yo te devolveré la salud, y te sanaré de tus heridas” –declara el SEÑOR– porque te han llamado desechada, diciendo: “Esta es Sion, nadie se preocupa por ella” he aquí, Yo le traeré salud y sanidad; los sanaré y les revelaré abundancia de paz y de verdad. (Jeremías 30:17) “No temas, Yo Estoy contigo”.

Escrito por Bv. Flores
www.ministeriosdesanidad.org

Publicador
Publicadorhttps://www.elversiculodeldia.com/
Salvo por gracia ❤ Dios es bueno y para siempre es Su misericordia!

Aquí puedes Comentar o Responder a esta Publicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Más 122,000+ Lectores

Síguenos y recibe contenido fresco cada día de elversículodeldía.com

Suscríbete!

Suscríbete, no te pierdas nuestras publicaciones.

YouBlessing

Log In

Or with username:

Forgot password?

Forgot password?

Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

Your password reset link appears to be invalid or expired.

Log in

Privacy Policy

Add to Collection

No Collections

Here you'll find all collections you've created before.