Hoy…aunque fracasare..en El tendré oportunidad

PROVERBIOS 24:16 “Porque siete veces cae el justo, y vuelve a levantarse; más los impíos caerán en el mal”

 El mundo está lleno de fracasos. Fracasos grandes y pequeños. Nadie nace para fracasar, pero los fracasos son necesarios, porque a través de los fracasos aprendemos lecciones que de otra manera quizá no entenderíamos ni apreciaríamos muy bien. Cuando fallamos, cuando fracasamos lo más importante es levantarnos y persistir.

El más grande ejemplo de persistencia es Abraham Lincoln. Abraham Lincoln nació en medio de pobreza y se encontró rodeado de derrotas a lo largo de su vida. Perdió ocho elecciones, dos veces falló en los negocios y sufrió un quiebre nervioso. Él podría hacer renunciado a persistir, pero por seguir a pesar de… llegó a ser uno de los más notables presidentes de los Estados Unidos.

En 1816 Abraham Lincoln fue forzado a salir de su casa y trabajar para apoyar su familia. En 1818 su madre murió, en 1831 fracasó en los negocios, en 1832 se lanzó en campaña por la legislatura del estado y perdió, en 1832, perdió su trabajo y quiso entrar a la escuela de leyes y no pudo.

En 1833 pidió prestado dinero de un amigo para iniciar un negocio y a fin de año estaba en bancarrota. Gastó 17 años de su vida para pagar esa deuda. En 1834 se lanzó en campaña por la legislatura estatal y ganó. En 1835 se casó y su esposa murió. En 1836 tuvo una crisis de nervios y estuvo en cama por seis meses. En 1838 buscó ser el portavoz de la legislatura estatal y fue derrotado.

En 1840 fue derrotado nuevamente en elecciones. En 1843 se lanzó en campaña por el Congreso y perdió. En 1846 se lanzó otra vez en campaña para el Congreso y ganó, haciendo un buen trabajo en el Congreso. En 1848 se lanzó a la reelección del congreso y perdió. En 1849 se buscó el trabajo de oficial de tierras en su estado y fue rechazado.

En 1854 se lanzó en campaña para el Senado de los Estados Unidos y perdió. En 1856 buscó la nominación de vicepresidente en la Convención de partido y obtuvo menos de 100 votos. En 1858 se lanzó en campaña por el Senado y perdió. Y en 1860 fue elegido presidente de los Estados Unidos.

Después de perder en campaña por el senado él dijo: “Esto es solo un desliz, más no una caída.”

Hoy debo aprender de hombres como Abraham y más sabiendo que mi vida está en las manos del SEÑOR. Siete veces cae el justo vuelve a levantarse. Hoy seguiré adelante a pesar de los fracasos.

OREMOS: SEÑOR. Gracias porque en Tí está mi fortaleza. Siempre cuento con Tu presencia y Tu ayuda. Quiero hoy ser perseverante y caminar con la alegría de saber que aún en mis fracasos encuentro una escuela para aprender. Ayúdame a ser perseverante a pesar de mis fracasos. En el nombre de CRISTO, amén.

Dr. Serafín Contreras Galeano.

 

Mildred Natera
Mildred Naterahttps://www.elversiculodeldia.com
Una sierva para la gloria de Dios!

Aquí puedes Comentar o Responder a esta Publicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Anterior PublicaciónCómo gozar del favor de Dios
Siguiente Publicación¿Verguenza del Evangelio?

Más 122,000+ Lectores

Síguenos y recibe contenido fresco cada día de elversículodeldía.com

Suscríbete!

Suscríbete, no te pierdas nuestras publicaciones.

YouBlessing

Log In

Or with username:

Forgot password?

Forgot password?

Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

Your password reset link appears to be invalid or expired.

Log in

Privacy Policy

Add to Collection

No Collections

Here you'll find all collections you've created before.