Jesucristo Vino Para Salvar

No hay salvación fuera de Jesús. “Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos. Hechos 4:12
El hombre fue creado para creer en Dios.

¿Qué yo creo?

Creo en el Señor Jesucristo mi Creador, el que me rescató del lodo cenagoso y ahora es mi Salvador. Creo que todos los hombres necesitan ser salvos porque todos los hombres son pecadores y hay un solo Salvador y ese Salvador es Jesucristo. Nuestro Señor Jesucristo es el Único Dios encarnado que murió en una Cruz para pagar nuestros pecados y la única forma en que yo puedo ser copartícipe de su muerte, es viniendo a Él humillado en arrepentimiento y fe. Ni un paso atrás, prosigo hacia la Meta abrazando a Jesucristo como mi Único Salvador a través del arrepentimiento y la fe.

Ven a Cristo y verás cómo te bendecirá en cada área de tu vida. Yo debo reconocer que soy pecador y necesito ser salvo. Creo que Jesús murió por mis pecados. La salvación viene por medio del arrepentimiento. Jesucristo es Dios y Él es el Camino, la Verdad, y la Vida. 

«Yo Soy el Camino, la Verdad y la Vida» (Jn 14,6).
Jesús lo oyó, y les dijo: —Los que están sanos no necesitan médico, sino los enfermos. Yo no he venido a llamar a los justos, sino a los pecadores. Marcos 2:17

Hoy el Señor te ofrece la oportunidad de ser salvo, la salvación es Vida Eterna. Aceptar a Jesús como tu Salvador espiritual significa vida y vida en abundancia. Cuando tú acepta a Jesús como tu Salvador personal, y comienza a buscarlo en espíritu y en verdad con todo tu corazón diariamente; Él empezará a revelar Su Propósito Eterno para tu vida. Si te has decidido aceptar a Dios y Su Palabra, repite esta oración conmigo, te aseguro que todo cambiará en tu vida. Cuando lea, comprométete con Dios y no conmigo.

Oremos:
Señor Jesucristo, vengo a Ti, así como soy, un pecador (a), me arrepiento de todos mis pecados. Señor, te pido que me límpiame de toda maldad. Renuncio a Satanás, y a todas sus mentiras. Reconozco que eres el Hijo de Dios y que moriste por mí. Señor yo me entrego a Ti por completo, entra a mi corazón. Te acepto como mi Señor y Salvador de mi vida. Te pido que escriba mi nombre en el Libro de Vida y lléname con tu Espíritu Santo. Amén.

Palabra de Dios
www.ministeriosdesanidad.org



Fuente Original: Jesucristo Vino Para Salvar

Aquí puedes Comentar o Responder a esta Publicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Suscríbete, no te pierdas nuestras publicaciones.

¡Mantente actualizado... Hacemos publicaciones diariamente!

Recuerda revisar tu correo para validar suscripción!

Más 122,000+ Lectores

Síguenos y recibe contenido fresco cada día de elversículodeldía.com