JESÚS DIJO NO HE VENIDO A LLAMAR A JUSTOS SINO A PECADORES

“Y los escribas y los fariseos, viéndole comer con los publicanos y con los pecadores, dijeron a los discípulos: ¿Qué es esto, que Él come y bebe con los publicanos y pecadores? Al oír esto Jesús, les dijo: Los sanos no tienen necesidad de médico, sino los enfermos. No he venido a llamar a justos, sino a pecadores. Al oír esto, Jesús les dijo: Los que están sanos no tienen necesidad de médico, sino los que están enfermos; no he venido a llamar a justos, sino a pecadores” (Marcos 2:16-17).

¿Qué rápido las gentes sin pensar mandan mensajes negativos y te condenan rápidamente verdad?

De esa misma manera lo hicieron con el Maestro Jesús de Nazaret. La Palabra dice que Jesús se sentó y comió con los publicanos y cobradores de impuestos. Los publicanos y los cobradores de impuestos se les consideraban personas de mala reputación. Eran personas fuertemente condenadas y la sociedad los aislaba y los evadían hasta más no poder, eran pecadores. Los publicanos y cobradores de impuestos rara vez visitaban los templos, no conocían de Dios (Mt. 11:19; 21:31). Ellos andaban solos y nadie los querían ver, pero el Maestro puso Su Mirada en ellos. Aunque Jesús reconocía la condición moral de la mayoría de los publicanos, los visitó y se les acercó a llevarles el mensaje del arrepentimiento y salvación. Todo eso lo hiso el Señor para que ellos pudieran lograr alcanzar la salvación.

Cuando se lleva el mensaje de Salvación a los lugares de las personas que no conocen de Dios, no quiere decir que uno está convertido a ellos, más bien, los pecadores que andan en la oscuridad cuando escuchan la Palabra de Dios, se convierten y vienen a los pies de Cristo. El Ministerios de Sanidad y Salvación, es un Ministerio que Dios puso en nuestros corazones para llevar el Evangelio de Dios a todas las naciones para sanidad y salvación. El Ministerio es sin fines de lucro, nunca ha pedido ofrendas ni tampoco dinero, puesto que esa no es la misión. La misión es alcanzar a los que están enfermos y en la oscuridad para que sean salvados, sanados y restaurados por el poder de la Palabra de Dios. Así que, por favor les agradeceríamos que sus críticas sean positivas y oremos juntos para llevar el mensaje a todas aquellas personas que están en las tinieblas que necesitan salvarse. El objetivo es lo mismo que hiso el Maestro Jesucristo, llevar Su Luz de esperanza para aquellos que no lo conocen.

“Si decimos que no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos, y la verdad no está en nosotros. Si confesamos nuestros pecados, Él es Fiel y Justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad. Si decimos que no hemos pecado, le hacemos a Él mentiroso, y su palabra no está en nosotros” (1 Juan 1:8-10 (RVR1960).

“Entonces los escribas y los fariseos le trajeron una mujer sorprendida en adulterio; y poniéndola en medio, le dijeron: Maestro, esta mujer ha sido sorprendida en el acto mismo de adulterio. Y en la ley nos mandó Moisés apedrear a tales mujeres. Tú, pues, ¿qué dices? Mas esto decían tentándole, para poder acusarle. Pero Jesús, inclinado hacia el suelo, escribía en tierra con el dedo. Y como insistieran en preguntarle, se enderezó y les dijo: El que de vosotros esté sin pecado sea el primero en arrojar la piedra contra ella. E inclinándose de nuevo hacia el suelo, siguió escribiendo en tierra. Pero ellos, al oír esto, acusados por su conciencia, salían uno a uno, comenzando desde los más viejos hasta los postreros; y quedó solo Jesús, y la mujer que estaba en medio. Enderezándose Jesús, y no viendo a nadie sino a la mujer, le dijo: Mujer, ¿dónde están los que te acusaban? ¿Ninguno te condenó? Ella dijo: Ninguno, Señor. Entonces Jesús le dijo: Ni Yo te condeno; vete, y no peques más” (Juan 8:1-11 (RVR1960).

Las personas tienen que tener mucho cuidado cuando se dirige negativamente hacia un hijo de Dios y a las buenas obras que hace, debido a que, hay condenación para todo aquel que se mete con un hijo de Dios. Eso no lo digo yo, lo dice el Señor en Isaías 54:17 que, “Ninguna arma forjada contra ti prosperará, y condenarás toda lengua que se levante contra ti en juicio. Esta es la herencia de los siervos de Jehová, y su salvación de mí vendrá, dijo Jehová”.  “Pero al que haga tropezar a uno de estos pequeñitos que creen en Mí, mejor le sería que le colgaran al cuello una piedra de molino de las que mueve un asno, y que se ahogara en lo profundo del mar” (Mateo 18:6). No estamos solos, Dios pelea y guarda a Sus hijos que llevan la palabra tanto en la Luz como en la oscuridad.

Oremos: Señor mi oración va dirigida a todas aquellas personas que por circunstancias de la vida andan enfermos, en el pecado y en la oscuridad. Te ruego oh Dios que, así como Tú personalmente visitaste a los publicanos y cobradores de impuesto, Tú por tu misericordia visite a los que están andando en la oscuridad para que logren caminar en tu Luz. Visítanos Señor cada día para andar en Tu Luz y nunca pecar contra Ti. En el Nombre de Jesús te lo pido. Amén.

Palabra de Dios
Escrito por Bv. Flores
www.ministeriosdesanidad.org



Fuente Original: JESÚS DIJO NO HE VENIDO A LLAMAR A JUSTOS SINO A PECADORES

Si te gustó esta publicación, por favor compártela. Suscríbete a nuestro Canal de Youtube. También estamos en Facebook y Twitter.

¿Qué opinas acerca de esta publicación? Comenta!