Jesús Resucita todo

 

resucito“Jesús, profundamente conmovido otra vez, vino al sepulcro. Era una cueva y tenía una piedra puesta encima. Dijo Jesús: –Quitad la piedra. Marta, la hermana del que había muerto, le dijo:  –Señor, hiede ya, porque lleva cuatro días. Jesús le dijo: –¿No te he dicho que si crees verás la gloria de Dios?”    Juan 11:38-44

Lázaro había muerto. Habían pasado cuatro días. Ya todo había acabado. La esperanza de sus familiares era volver a verlo en otra vida, en la eternidad.

Lázaro representa nuestros sueños frustrados, proyectos inconclusos, relaciones destrozadas, anhelos no cumplidos.

Todos tenemos lazaros que han muerto. Que están ya enterrados. Que ni siquiera nos pasa por la cabeza la idea de volver a tenerlo o vivirlo. Los dejamos encerrados en una tumba; pero muchas veces vienen a nuestro recuerdo y nos habría gustado que hubiera tenido otro final.

¿Cuál es tu Lázaro?

  • ¿Crees que ya es tarde para tener otro hijo?
  • ¿Tu matrimonio ya no tiene arreglo?
  • ¿No hay forma de completar esos estudios que dejaste hace tantos años?
  • ¿Esa enemistad familiar que no sabes cómo finalizar?
  • ¿Esa enfermedad que te dicen que debes vivir con ella por siempre?

Este relato bíblico inicia diciendo: “Jesus, otra vez muy conmovido”  ¿Por qué estaba tan conmovido Jesus? Porque había una situación con sus amados amigos, Jesus amaba a su amigo Lázaro, y a también amaba mucho a Marta y Maria, el dolor de ellas ahora era también su dolor.

Recuerden los episodios mencionados en la Biblia sobre como Marta y Maria cuidaban y atendían a Jesus. Como Maria había derramado aquel perfume caro en los pies de Jesus y secandolo con sus cabellos. Muchos de nosotros hemos hecho eso con Jesus y por tal razón hoy él está muy conmovido por nuestra situación. El vino a visitar el sepulcro, no importa lo profundo que esté enterrado ni el tiempo que haya pasado, Jesus hoy vino a tu encuentro.

Jesus comienza a dar las indicaciones para que el milagro suceda. Jesus dijo Quita la piedra. ¿Qué es la piedra? Es eso que utilizamos para tapar nuestra frustración. Esa actitud o pensamiento que asumimos para ocultar lo perdido y aparentar que todo sigue bien. Esa piedra debe ser removida para que salga lo real. Reconocelo y admite tu verdadero anhelo.

Pero para quitar la piedra primero hay que creer. Marta le dijo a Jesús “pero ya huele mal, hace mucho que murió, y Jesús le contestó –¿No te he dicho que si crees verás la gloria de Dios?. Y entonces quitaron la piedra.”

Jesus no les dijo lloren más, clamen más, oren más, hagan más obras… les dijo “hay que creer”.

Si usted ya lo cree entonces dele gracias al Padre. Visualice la resurrección de su Lázaro. Imagínelo tal como usted desea tenerlo. Recorte una imagen que proyecte su anhelo y póngala  donde la vea siempre. Y de gracias a Dios por ello aunque aún no lo vea con sus ojos físicos.

No importa si aquello pasó antes de que fueras seguidor de Jesus. Tal vez has dicho “Si yo hubiera sido cristiano aquello no me habría pasado, si yo hubiera sido cristiana entonces no habría actuado de tal forma. Mis hermanos, Dios tiene cuidado de su creación, a Él no le sorprende nada de nosotros. El conoce los tiempos.

Nada de lo vivido ha sido en vano. Hoy has madurado y estás viéndolo desde otro punto de vista precisamente por todo lo que ya viviste, eso te ha hecho ser la vasija restaurada que Cristo está trabajando.

Dios es especialista en hacer excepciones. Para el nada es imposible.

Quizá gente a tú alrededor te han acompañado en tus sentimientos, diciéndote que pena que pasó, lo lamento mucho, ya confórmate; pues diles: -Gracias; pero hoy cambio mis sentimientos por la fe. ¡Tu fe te hará creer; tu fe te hará ver la gloria de Dios en tu vida!

Oración: Amado Jesus, mi Lázaro murió hace mucho tiempo; pero yo sé que tú puedes resucitarlo Señor. Ciertamente tú has tardado en darme esa respuesta; pero ha sido para glorificarte. Glorifícate hoy en mi vida. Resucita lo que yo creí que estaba muerto. Yo creo en ti y en lo que puedes hacer. Amen.

-MN

Mildred Natera
Mildred Naterahttps://www.elversiculodeldia.com
Una sierva para la gloria de Dios!

Aquí puedes Comentar o Responder a esta Publicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Anterior PublicaciónEstamos bajo Su control
Siguiente PublicaciónEs hora de que vuelvas a Jesus

Más 122,000+ Lectores

Síguenos y recibe contenido fresco cada día de elversículodeldía.com

Suscríbete!

Suscríbete, no te pierdas nuestras publicaciones.

YouBlessing

Log In

Or with username:

Forgot password?

Forgot password?

Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

Your password reset link appears to be invalid or expired.

Log in

Privacy Policy

Add to Collection

No Collections

Here you'll find all collections you've created before.