La Biblia: ¿Cómo Comprenderla? (3-3)

La Biblia Cómo ComprenderlaLa Biblia: ¿Cómo Comprenderla? (3-3)

Fueron halladas tus palabras, y yo las comí;
y tu palabra me fue por gozo y por alegría de mi corazón.

Jeremías 15:16.

Sin cesar damos gracias a Dios,
de que cuando recibisteis la palabra de Dios que oísteis de nosotros,
la recibisteis no como palabra de hombres, sino según es en verdad,
la palabra de Dios. 

1 Tesalonicenses 2:13.

¿Cuál es la actitud que debemos tener para comprender el mensaje espiritual de la Biblia? Abrir la Biblia sin haber pedido a Dios, de todo corazón, que su lectura sea nutritiva para nuestra alma, nos expone a no sacar provecho alguno de ella.

Para comprender la Palabra necesito la ayuda de Dios, pero también es preciso que mi mente esté:

– Disponible: primeramente tomándome tiempo para leer el texto bíblico.

– Abierta: poniendo a un lado mis prejuicios, dejándome interpelar por ella con un espíritu de humildad y fe. En efecto, es Dios quien me habla; puedo confiar en él porque me ama y siempre me dice la verdad.

– Receptiva: Dios me revela sus pensamientos, me ofrece su amor, se da a sí mismo. Recibo todo esto como un regalo.

– Obediente: porque la fe conduce a obedecer. Cuando Dios me habla, mi respuesta debería ser espontánea: hacer lo que él me dice.

El mensaje central de la Palabra es que Dios es amor y dio a su Hijo muy amado. Cuando la leemos con confianza, Dios nos atrae hacia Cristo, su Hijo unigénito, el Salvador. Al recibir su mensaje, recibimos a Jesús, el Salvador. Él es el único camino para conocer a Dios como nuestro Padre.

¿Cuál es la actitud que debemos tener para comprender el mensaje espiritual de la Biblia? Abrir la Biblia sin haber pedido a Dios, de todo corazón, que su lectura sea nutritiva para nuestra alma, nos expone a no sacar provecho alguno de ella.

Para comprender la Palabra necesito la ayuda de Dios, pero también es preciso que mi mente esté:

– Disponible: primeramente tomándome tiempo para leer el texto bíblico.

– Abierta: poniendo a un lado mis prejuicios, dejándome interpelar por ella con un espíritu de humildad y fe. En efecto, es Dios quien me habla; puedo confiar en él porque me ama y siempre me dice la verdad.

– Receptiva: Dios me revela sus pensamientos, me ofrece su amor, se da a sí mismo. Recibo todo esto como un regalo.

– Obediente: porque la fe conduce a obedecer. Cuando Dios me habla, mi respuesta debería ser espontánea: hacer lo que él me dice.

El mensaje central de la Palabra es que Dios es amor y dio a su Hijo muy amado. Cuando la leemos con confianza, Dios nos atrae hacia Cristo, su Hijo unigénito, el Salvador. Al recibir su mensaje, recibimos a Jesús, el Salvador. Él es el único camino para conocer a Dios como nuestro Padre.

Publicador
Publicadorhttps://www.elversiculodeldia.com/
Salvo por gracia ❤ Dios es bueno y para siempre es Su misericordia!

Aquí puedes Comentar o Responder a esta Publicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Más 122,000+ Lectores

Síguenos y recibe contenido fresco cada día de elversículodeldía.com

Suscríbete!

Suscríbete, no te pierdas nuestras publicaciones.

YouBlessing

Log In

Or with username:

Forgot password?

Forgot password?

Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

Your password reset link appears to be invalid or expired.

Log in

Privacy Policy

Add to Collection

No Collections

Here you'll find all collections you've created before.